El Movimiento Sin Tierra a la VII Conferencia de La Vía Campesina

“Globalizar la lucha es globalizar la esperanza“, afirma Marina dos Santos del Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra (MST) sobre el evento en Euskal Herria.

Campesinos y campesinas de más de 70 países se han reunido en Derio,  Euskal Herria, entre los días 16 y 24 de Julio, para asistir a la VII Conferencia Internacional de la Vía Campesina. El evento busca reafirmar el compromiso de las organizaciones campesinas integrantes de esta articulación para construir un camino unitario rumbo a la soberanía alimentaria y por la garantía de los derechos de los campesinos, comunidades rurales, indígenas y pequeños productores de alimentos.

La VII Conferencia ha sido precedida por la IV Asamblea Internacional de Jóvenes y por la V Asamblea Internacional de Mujeres. La idea es que estos dos espacios sirvan precisamente para acumular debates y análisis estratégicos a lo largo de la VII Conferencia.

Con el objetivo de garantizar la igualdad de género y la renovación de los cuadros políticos de la Vía Campesina, la composición de las personas delegadas asegurará la participación de 50% de mujeres y un tercio de jóvenes.

Bajo el lema “Alimentamos nuestros pueblos y construimos  movimientos para alimentar el mundo“, la VII Conferencia de La Vía Campesina debatirá temas relacionados con la manera de organización del campesinado en las diferentes regiones del mundo. Además se discutirá sobre los asuntos directamente vinculados a la producción de alimentos, como la disputa de los modelos de agricultura, la preservación de las semillas y las respuestas ante el cambio climático.

Marina dos Santos, de la Dirección Nacional del Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra (MST), explica en esta entrevista los objetivos centrales de la articulación campesina, así como el contexto político en el que se encuentra y señala como será la participación del Movimiento Sin Tierra en la VII Conferencia Internacional de La Vía Campesina.

¿Cuál es el contexto político en que se realiza la Conferencia?

La VII Conferencia ocurre en un contexto difícil, de graves crisis que están siendo enfrentadas por la humanidad. Crisis económica, política, medioambiental, de valores y de profundas contradicciones entre el capital y el trabajo. Y en el campo, de todo el mundo, no es distinto. Por ello, poder reunirnos, mirarnos, evaluar la coyuntura, este momento político, los desafíos que se presentan para la clase trabajadora y poder organizarnos estratégicamente es más que necesario, es muy importante.

El MST tiene una propuesta de modelo para el campo que se contrapone al modelo del agronegocio, del capital. ¿De qué manera esta disputa de modelos estará presente en la Conferencia?

En las últimas décadas, en todos los continentes, los campesinos y campesinas, indígenas y afrodescendientes viven un proceso permanente de disputa entre dos proyectos de agricultura: uno del capital y otro de las personas trabajadoras. En el proyecto del capital están los latifundistas, las empresas capitalistas nacionales y multinacionales, los bancos, los grandes medios de comunicación y los gobiernos conservadores. Este sector concentra la tierra, el agua, los minerales, produce en áreas de monocultivos siempre priorizando la exportación, utiliza cada vez menos mano de obra y cada vez más agrotóxicos, se apropia de las semillas y las transforma en patentes privadas. Además, este sector utiliza la tecnología transgénica y se apropia cada vez más de los territorios de los pueblos tradicionales, poniendo en riesgo todos los bienes naturales.

Los campesinos y campesinas, comunidades indígenas, trabajadores y trabajadoras agrícolas, afrodescendientes y personas que trabajan en el sector de la pesca están resistiendo y construyendo un modelo de producción basado en el trabajo, en la viabilidad de sus vidas en el campo, en la producción de alimentos sanos para sí mismos y para el sector urbano y en la preservación y recuperación del medio ambiente.

A finales del siglo -cuando el capitalismo entró en una nueva fase dominada por el capital financiero y por las corporaciones transnacionales, que pasaron a dominar la agricultura con los impactos del neoliberalismo en el campo-, la liberalización de los mercados agrícolas; la creación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial –con las debidas consecuencias para el campo y para la agricultura que esto conlleva en todo el mundo-, surgió la necesidad de articular la resistencia popular a escala internacional. Fue de esta manera que nació La Vía Campesina Internacional, una articulación mundial de campesinos y trabajadores de la agricultura. Su surgimiento se basa en las acciones de solidaridad ante a los desalojos, las represiones, las detenciones e, incluso, las masacres que enfrentaban (y todavía enfrentan) los campesinos y campesinas de distintos sitios del mundo. Y todo este espíritu de solidaridad estará presente en la VII Conferencia.

¿Se van a discutir alternativas al modelo del agronegocio?

Más allá de la búsqueda de alternativas al modelo actual, creo que los principales temas que serán abordados van a ser cómo desarrollar la lucha permanente contra las transnacionales y el modelo de los agrohidronegocios y mineralnegocios y la agricultura industrial, que atenta contra los derechos de la vida, del planeta y de los pueblos del campo.

Además, será necesario discutir cómo vamos a superar el burocratismo y mantener La Vía Campesina con un carácter anticapitalista, antineoliberal, antipatriarcal y antiimperialista, comprometida con la construcción de movimientos sociales de masas y de lucha.

También es tarea de la VII Conferencia ayudar a comprender el proceso y las formas de lucha orientadas a la defensa y conquista de la Reforma Agraria, tanto para el debate sobre el desarrollo en el campo, como para los movimientos sociales que luchan en defensa de la realización de la Reforma Agraria y que presentan propuestas contra-hegemónicas ante el sistema vigente.

De una manera general, ¿cuáles serán los temas debatidos en la Conferencia?

El lema de la Conferencia es “alimentamos nuestros pueblos y construimos movimientos para alimentar el mundo“. Pero son varios los puntos comunes que serán trabajados y defendidos, como la Reforma Agraria Integral y Popular; la lucha en defensa de la agricultura campesina y el carácter estratégico de la lucha por la soberanía alimentaria; la igualdad de género; la defensa y el cuidado de la tierra y del territorio; la defensa de los bienes naturales; las semillas como patrimonio de los pueblos; la agroecología y la biodiversidad.

En esta conferencia avanzaremos en temas importantes como la participación efectiva de las mujeres, de la juventud y de las personas LGBT en el interior de La Vía Campesina. Las mujeres debatirán sobre el Feminismo Campesino y Popular, a partir de la comprensión de que la lucha por la emancipación de las mujeres tiene que estar articulada con la lucha de los movimientos sociales campesinos, y de que la lucha por la igualdad de género tiene que caminar junto con la lucha por el fin de la propiedad privada, por el derecho a la tierra y al territorio, por la Reforma Agraria.

Será el momento de afirmar que el socialismo y el Feminismo Campesino y Popular es insumiso y cuestiona las concepciones patriarcales y burguesas, funcionales a las políticas de explotación capitalista.

¿Cuál es el objetivo de la VII Conferencia de La Vía Campesina?

Los objetivos de la Conferencia estarán relacionados con los objetivos generales de La Vía Campesina, que están basados en desarrollar la solidaridad; la unidad en la diversidad entre las organizaciones miembros para promover las relaciones económicas de igualdad, de paridad de género, de justicia social; la defensa y conquista de la tierra, del agua, de las semillas y otros bienes naturales; la soberanía alimentaria; la producción agrícola sostenible y una igualdad basada en la producción de pequeña y media escala. Los debates buscarán articular formas de mejorar la implementación de los objetivos en la práctica, además de identificar los desafíos y las formas de movilización que son utilizadas en la lucha por la Reforma Agraria en la actualidad.

¿Quién participa? Es decir, ¿cuál es el perfil de las organizaciones?

La Vía Campesina es el movimiento internacional de campesinos más conocido en el mundo, lo que le transforma en el movimiento social más importante de la actualidad. La Vía Campesina está organizada en 9 regiones del mundo (más la región MENA – del Oriente Medio y Norte de África- en construcción); en 4 continentes y una secretaria operativa en Harare, Zimbabue. Hacen parte de La Vía Campesina más de 150 organizaciones, oriundas de cerca de 70 países. Cada organización miembro participará de la Conferencia con sus delegados y representaciones. Se espera alrededor de 400 delegadas y delegados participantes.

¿Cómo será la participación del MST en el evento?

Nuestra región, o sea, la región que el Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra (MST) forma parte es Sudamérica. Participaremos con 52 delegadas y delegados. El MST tendrá una buena representación y seguirá integrando la Coordinación Internacional (CCI) de La Vía Campesina.

Históricamente, desde el proceso de articulación y reorganización de La Vía Campesina, el MST hizo parte y dedicó esfuerzos para la construcción de este movimiento autónomo, plural, multicultural, independiente, sin ninguna filiación partidaria, económica o de otro tipo, lo que terminó transformando este gran movimiento a nivel internacional.

Muchas manos del MST contribuyeron a que todo esto fuera posible. Y en esta Conferencia vamos a homenajear nuestro querido Egídio Brunetto, quien tanto contribuyó para esta construcción. Para nosotras, ¡globalizar la lucha es globalizar la esperanza!

Este artículo está disponible en