“Las patentes de información secuencial nativa nos prohibirán continuar cultivando nuestras variedades locales”

Intervención de Marciano Silva del Movimiento de Pequeños Agricultores, MPA, de Brasil miembro de La Vía Campesina en el marco de  la Séptima reunión del Órgano Rector del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (TIRPAA) que se realiza en Kigali (Ruanda) .

 Intervención al punto 14: El Programa de trabajo sobre la utilización sostenible

Gracias señor presidente:

Soy campesino del movimiento de los pequeños agricultores de Brasil, que es parte de La Vía Campesina e del CIP.

Los documentos sobre este tema relatan las acciones realizadas en la aplicación del programa de trabajo sobre la utilización sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, desde la resolución 4/2015 del órgano rector. Son acciones importantes, pero puntuales y no cumplen efectivamente los objetivos del Tratado. Nosotros como campesinos, participamos sólo como “beneficiarios”. Y no como sujetos del proceso.

Nuestra preocupación es que como el órgano rector, sea capaz de resolver el problema del acceso abierto actual a la información secuencial para garantizar la viabilidad de lograr su programa de trabajo de uso sostenible. Porque las patentes de información secuencial nativa nos prohibirán continuar cultivando nuestras variedades locales.

Recuerdo que, como ya se ha dicho aquí hoy y les afirmo, concretamente, nosotros: las campesinas y los campesinos, somos los responsables de la producción de los alimentos que alimentan a la mayoría de la población mundial. Y, al mismo tiempo, señores y señoras, somos los que más sufren los males del hambre y con la ocurrencia de eventos climáticos extremos. Y sufrimos también, con políticas públicas equivocadas y legislaciones restrictivas, ya que no participamos en los procesos de toma de decisión, como prevé el artículo 9 del tratado.

Estos son algunos factores que provocan la pérdida no sólo de nuestras semillas, sino también de los conocimientos asociados a ellas. Y a pesar de todo, seguimos a mejor conservar los recursos fitogenéticos, y continuamos efectivamente alimentando a la población.

269 Compartir