La Vía Campesina: ¡Solidaridad con Palestina, ahora!

La Vía Campesina exige una misión de investigación de las Naciones Unidas sobre las violaciones de derechos humanos palestinos, además llama a todo nuestro movimiento y aliadxs comprometidxs, a unirse a la Campaña Mundial de Boicot, desinversión y sanciones (bds) contra el apartheid israelí en palestina ocupada. ¡El apartheid es un crimen!

¡CONTRA EL APARTHEID ISRAELÍ:

BOICOT, DESINVERSIÓN Y SANCIONES YA!

(Harare, 27 mayo 2021)  La Vía Campesina – movimiento internacional que reúne a cientos de millones de campesinxs, trabajadorxs rurales, migrantes, sin tierras, indígenas, pescadorxs, jóvenes y mujeres rurales, entre otrxs luchadorxs por la Soberanía Alimentaria y los Derechos Campesinxs – viene acompañando la lucha del pueblo Palestino desde los primeros años de la ocupación ilegal Israelí.

Comprometidxs con la justicia social y dignidad de los pueblos, fuimos conociendo  la realidad Palestina año tras año a través de numerosas delegaciones al territorio ocupado y luego, en el año 2013, integramos a nuestro movimiento la Unión de Comités de Trabajadores Agrícolas o UAWC-Palestina. Desde ese entonces sus trabajadorxs rurales en Ramalah, guardianes de semillas en Hebrón y pescadores en Gaza, entre otrxs, han hecho importantes aportes al internacionalismo campesino de La Vía Campesina – ayudando a construir nuestra Declaración sobre Derechos Campesinxs (UNDROP) y consolidar a nuestro movimiento en todo el mundo Árabe, para nombrar solo dos ejemplos.

En delegación tras delegación a Palestina, La Vía Campesina ha visto con sus propios ojos la cruel ilegalidad del Estado Colonial Israelí: sus masacres en Gaza y Cisjordania, su demolición descarada de escuelas, hospitales y viviendas, su construcción de muros y expansión de colonias, su robo de aguas, tierras y territorios. Pero también hemos acompañado al pueblo Palestino en su manejo digno de sus siembras rebeldes – sus campos de olivos con más de 500 años sembrados, sus escuelas y centros comunitarios donde se forma conciencia histórica en la juventud Palestina, y sus Conferencias Internacionales organizadas para lograr una verdadera Soberanía Alimentaria para Palestina y todos los demás pueblos que luchan.

“¡Larga vida a las luchas de nuestrxs campesinxs! ¡Larga vida a las luchas de lxs trabajadorxs agrícolas! Estamos con ustedes hasta que se haga realidad la justicia socioeconómica para todxs lxs campesinxs, pescadorxs y trabajadorxs agrícolas. Ojalá logremos proteger los derechos de los campesinos y los trabajadores rurales en todo el mundo, así como en nuestros respectivos países, en el Mundo Árabe, y en nuestra amada Palestina”

– Declaración Final de la Conferencia Internacional: Soberanía Alimentaria, Colonias y Fronteras

(Ramalah, 2019)

En abril del 2021, Human Rights Watch (HRW) confirmó lo que los pueblos del mundo veníamos denunciando hace años: “Las autoridades israelíes están cometiendo los crímenes de lesa humanidad de apartheid y persecución”. Según el nuevo Informe de HRW, “La gravedad de la represión en el territorio ocupado, incluyendo la imposición de un régimen militar draconiano a los palestinos mientras que los israelíes judíos que viven de forma segregada en el mismo territorio gozan de todos sus derechos, en virtud de una legislación civil israelí que respeta esos derechos, equivale a una opresión sistemática necesaria para la existencia del apartheid”. Mejor tarde que nunca, y más claro imposible.

Este 15 de mayo, se cumplieron 73 años del Nakba o “la catástrofe” ocurrida en 1948 con la expulsión de 750 mil Palestinxs de sus hogares y tierras para crear al Estado de Israel. Aunque el acuerdo sancionado por las Naciones Unidos era de que solamente ocuparían el 55 por ciento del territorio Palestino, en violación del derecho internacional ocuparon por medio de la violencia y la represión la mayor parte de Palestina. En el contexto del Nakba 2021, conocida como “el día del dolor” por el pueblo Palestino, el Estado Criminal de Israel arreció sus planes ocupacionistas y de desplazamiento de lxs palestinxs con una serie de ataques bélicos que ha resultado en el vil asesinato de más de 250 palestinxs – la mayoría siendo niñxs, mujeres y personas de la tercera edad.

En respuesta La Vía Campesina emitió una nueva Declaración de Solidaridad diciéndole al mundo, nuevamente:  ¡Los Derechos Palestinxs también son Derechos Humanos!

“Lxs campesinxs y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a la vida, la integridad física y mental, la libertad y la seguridad de la persona…No podrán ser objeto de detención o reclusión arbitraria, tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, ni serán sometidos a esclavitud ni a servidumbre”

– Artículo 6: Derecho a la vida, la libertad y la seguridad de la persona

Declaración de las Naciones Unidos sobre los Derechos Campesinxs (UNDROP, 2018)

“Lxs campesinxs y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen el derecho a definir sus propios sistemas agroalimentarios, reconocido por muchos Estados y regiones como el derecho a la soberanía alimentaria. Este engloba el derecho a participar en los procesos de adopción de decisiones sobre la política agroalimentaria y el derecho a una alimentación sana y suficiente, producida con métodos ecológicos y sostenibles que respeten su cultura”

Artículo 15: Derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria

Declaración de las Naciones Unidos sobre los Derechos Campesinxs (UNDROP, 2018)

¡Solidaridad en movimiento!

En respuesta al reciente ataque israelí, y para evitar que estos crímenes se vuelvan a repetir, La Vía Campesina hace llamado a la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) y al Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDHNU) para que organicen inmediatamente una misión oficial de investigación de la ONU en la Palestina ocupada. Esperamos que esta Misión de la ONU centre su investigación en las violaciones de derechos cometidas durante los recientes ataques de Israel contra la población civil Palestina, también creemos que dicha Misión debería servir para monitorear la continua violación de los Derechos Humanos en general y, más concretamente, de los derechos de lxs campesinxs palestinxs y otras personas que trabajan en las zonas rurales, tal y como se detalla en nuestra UNDROP. La Vía Campesina junto con nuestra organización miembro UAWC-Palestina, está lista y dispuesta a acompañar la implementación efectiva de dicha Misión de la ONU.

Al mismo tiempo, vale  recordar que en noviembre de 2015 una delegación de La Vía Campesina a Palestina presentó un informe detallado con múltiples recomendaciones para nuestro movimiento y toda nuestra comunidad de aliadxs. Una de ellas, tal vez la más importante hoy, fue de adherirse formalmente al movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) que tiene como objetivo frenar al apoyo internacional a la ocupación ilegal y a la criminal represión de los Palestinos por parte de Israel y de obligarla al cumplimiento del derecho internacional. Fue así como hicimos el compromiso de movilizar a nuestras organizaciones y aliados alrededor del BDS como una “herramienta de lucha en contra del crimen de apartheid que el Estado de Israel comete sobre la población palestina”.

La Vía campesina en solidaridad con el pueblo palestino que en estos momentos padece los más graves ataques militares en los últimos tiempos, hacemos un llamado a nuestras 182 organizaciones miembros y toda nuestra gran comunidad de organizaciones y movimientos aliadxs a sumarse con toda firmeza y convicción al movimiento de BDS para poner fin al Apartheid Israelí y sus crímenes de guerra.

– Súmate: ¡a sumarnos todxs! El boicot es económico, académico y cultural!

– Movilízate: Hay que movilizarnos para que las empresas, instituciones públicas y privadas, incluyendo universidades, y gobiernos que tienen relaciones comerciales y de inversiones con Israel dejen de hacerlo;

– Presiona: Además hay que presionar a gobiernos como Estados Unidos y Canadá que siguen vendiendo armas a Israel que son utilizadas en contra de la población palestina, principalmente a mujeres, ancianxs y niñez; la ayuda militar de Estados Unidos y Canadá, y otros países, son además una violación a sus políticas internas que prohíben la venta de armas para cometer crímenes de lesa humanidad y la violación de derechos humanos;

-Rechaza: los países que utilizan a corporaciones Israelitas de seguridad y control, como Elbit Systems, que construyó el muro en Cisjordania y diseñó la estrategia paramilitar en contra de la población Palestina y que ha sido la misma que ha participado en la construcción del muro y el diseño de la estrategia militar en la frontera de Estados Unidos y México en contra de lxs migrantes y las comunidades fronterizas, deben romper cualquier relación comercial y de inversiones con el criminal Estado de Israel;

– Denuncia: Finalmente, que las corporaciones extranjeras asentadas en territorios de los palestinos, como Cemex de México que colabora en los asentamientos ilegales de colonxs extremistas blancos que siguen extendiéndose a través del miedo y los ataques paramilitares en contra de lxs Palestinox, salgan de Israel porque sus operaciones están manchadas con la sangre de la población Palestina que sigue resistiendo y luchando heroicamente.

La solidaridad concreta y genuina con el pueblo palestino no puede esperar más, es urgente y debe ser amplia y comprometida. Urgimos a nuestras organizaciones de La Vía Campesina en su conjunto y de todxs nuestrxs aliadxs a actuar unidos apuntalando el movimiento de BDS para minar la terrible política de apartheid que hoy padecen el pueblo hermano Palestino.

¡Globalicemos la Lucha!

¡Globalicemos la Esperanza!

Este artículo está disponible en