La CLOC Vía Campesina en Guatemala condena la violencia de ejército y de la policía

Nuestra enérgica condena por la acción criminal cometida por el ejército nacional y la policía nacional civil, contra de la manifestación que realizaban las y los representantes de 48 cantones, por la situación que siguen  viviendo los pueblos de ese departamento, en la defensa de los derechos individuales y colectivos, esta vez por el alza al precio de la energía eléctrica, por la imposición de las reformas constitucionales y en solidaridad con los jóvenes normalitas que arbitrariamente y sin consultar el ministerio de educación les quiere imponer dos años más al pensum.

Repudiamos esta acción cometida contra los derechos de la población ya que se viola el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo -OIT- y del artículo 33 de la Constitución Política de la República de Guatemala que señala el derecho de reunión, manifestación y libertad de emisión del pensamiento.

La masacre cometida por el ejército y la policía nacional en contra de nuestros hermanos dejó como resultado ocho hermanos fallecidos, el resultado de dicha masacre es de   hermanas viudas y huérfanos y huérfanas,  las mujeres que han quedado viudas ahora les toca velar por la vida de sus hijos e hijas pero ahora si la ayuda de sus esposos, hombres que les fue quitada la vida solo por reclamar el bien para sus hijos e hijas.

Las acciones cometidas por parte parte del ejército nacional en contra de los integrantes de los cuarenta y ocho cantones de Totonicapán, es lo mismo que se vivió  en la época des conflicto armado interno, donde el ejército masacro a diestra y siniestra a las comunidades que se oponían al sistema de dominación.

Exigimos a las autoridades de justicia investigar, perseguir y condenar a los responsables de la muerte de nuestros hermanos que participaban de la marcha pacífica y de los más de treinta heridos. Dichas acciones demuestran una vez más el carácter asesino y militarista y una política de persecución intimidación y criminalización de la lucha de los pueblos que exigen respeto a sus derechos individuales y colectivos.

A la Procuraduría de Derechos Humanos, su acompañamiento permanente y su verificación objetiva que dignifique la memoria a los que ofrendaron su vida en   representación de los cuarenta y ocho cantones de Totonicapán en sus demandas puntuales.

¡Globalicemos la Lucha… Globalicemos la Esperanza!

Guatemala, 5 de octubre de 2012

Este artículo está disponible en