Juventud de La Vía Campesina: Declaración de Solidaridad con lxs jóvenes campesinxs que luchan en todo el mundo

(Thiès, Senegal,  25 al 28 de Abril de 2019) La Articulación de la Juventud de La Vía Campesina se solidariza con las y los jóvenes campesinxs de todos aquellos pueblos que están siendo atacados por el capitalismo, el poder imperial, el agronegocio y las transnacionales, especialmente, en Palestina, Marruecos, Sri Lanka, Colombia, Venezuela y Mozambique.

En Palestina denunciamos como  la criminal entidad sionista continúa con impunidad sus ataques contra el pueblo palestino, matando, desplazando y encarcelando a la población civil ante la indiferencia de la comunidad internacional y en apoyo de las potencias imperialistas. El ejército y los colonos matan a sangre fría a jóvenes campesinxs palestinxs. Recordamos a Mohamed Majed Hadayed, quien fue cobardemente asesinado mientras trabajaba su tierra en Rafah, en la Franja de Gaza, el pasado 13 de abril de 2019, y a través de él, a todxs lxs  jóvenes palestinxs que han perdido la vida, que están desplazados de sus tierras, o que languidecen en las cárceles israelíes. Nuestros corazones están con esta juventud que nunca deja de impresionarnos con su heroica resistencia a la opresión y amor a su tierra.

Asimismo, saludamos a los jóvenes rurales marroquíes, marginados y despreciados durante mucho tiempo, que han llamado la atención del mundo al liderar el movimiento popular Hirak Rif durante dos años, exigiendo justicia social y el reconocimiento de sus derechos económicos. El gobierno marroquí ha respondido a estas demandas legítimas con una severa represión, encarcelando a cientos de jóvenes manifestantes y con sentencias que han llegado hasta los 20 años de prisión. Este es también el caso en otras regiones de Marruecos: Jerada, Zagora, Kelaat Seraghna, Imider. Exigimos la liberación inmediata de lxs jóvenes detenidos de los movimientos sociales, y de todos los presos políticos marroquíes.

Por su lado, en Sri Lanka, grupos extremistas atacaron iglesias y hoteles católicos, mataron a 256 personas e hirieron a cientos. El gobierno está utilizando este momento difícil para fines electorales y está tratando de controlar los movimientos sociales a través de una ley antiterrorista, que implica una mayor vigilancia y represión de todas las formas de manifestaciones. Este intento libertario llega en un momento en que los jóvenes de Sri Lanka están en la calle para preservar la educación pública gratuita. El gobierno también se dirige a los movimientos sindicales y campesinos a través de esta ley. Condenamos el ataque terrorista y ofrecemos nuestras condolencias a las familias de las víctimas, al tiempo que expresamos nuestro rechazo a los intentos oportunistas del gobierno de utilizar esta situación de angustia para silenciar a la juventud de Sri Lanka.

Mientras en Colombia grupos paramilitares del gobierno de Duque siguen asesinando  lideresas y líderes sociales, en lo que va del  año,  cientos de ellas  fueron asesinados en los territorios, muchos eran jóvenes que defienden su tierra, que producen alimentos,  como La Vía campesina condenamos estos hechos y exigimos  a la Ia Organización de Naciones Unidas,  ONU, y otras instituciones internacionales a condenar estos hechos  que siguen perpetuando en Colombia, exigimos al gobierno de Duque que cumpla con los Acuerdos de Paz.

Por otro lado, también nos solidarizamos con el pueblo venezolano, un pueblo heroico, que resiste la embestida de la derecha Imperialista de los Estados Unidos. Condenamos todas acciones contra la Soberanía de este país, rechazamos todo intento de desestabilizar, deslegitimar un gobierno al servicio de la clase trabajadora y campesina, nos unimos a la juventud bolivariana, que día a día resiste en defensa de sus territorios y su soberanía

Finalmente, nos unimos a la acciones de Solidaridad con Mozambique, Zimbabue y Malawi, y más recientemente Tanzania,  que sufren los efectos del cambio climático que  están cada vez más extremos y visibles, con graves efectos en las comunidades campesinas del campo y de la ciudad. Los ciclones Idai y Kenneth, que han llegado a tierra en el mes de Abril. Lamentablemente estos fenómenos  han devastado los territoritos campesinos de nuestros pueblos y sus jóvenes. En medio de luchas difíciles por los derechos de jóvenes, hombres y mujeres,  al acceso a tierra, educación, salarios justos y sostenibles, seguridad alimentaria y nutricional, y más ampliamente sus luchas por la soberanía alimentaria, el impacto de estas catástrofes climáticas se tornan más graves por la mala respuesta de sus gobiernos. La explotación de mujeres en medio de la gestión de la catástrofe es inaceptable,  y la corrupción  e incompetencia de oficiales gubernamentales, debe ser denunciado y los culpables responsabilizados y sometidos a la acción de la justicia

Como jóvenes organizados en La Vía Campesina, llamamos a la juventud  de los campos y ciudades, a seguir organizándose, a salir a las calles a seguir defendiendo derechos y territorios, y a seguir produciendo alimentos sanos para los pueblos del mundo.

Articulación de la Juventud de La Vía Campesina

¡Sembrar presente, para cosechar futuro!

Este artículo está disponible en