Jovenes Del Mundo Debaten Derechos Humanos, Reforma Agraria Y Soberanía Alimentaria – 13 De Junio

La energía y la alegría propia de la juventud marcó también el segundo día de la I Asamblea Mundial de Jóvenes Campesinos que se realiza en Sao Paulo, Brasil, desde el día 12 de junio. Las preocupaciones, los sueños y el desarrollo de los jóvenes que representan más de cien organizaciones y movimientos campesinos, rurales y indígenas que componen la Vía campesina, son aspectos que aparecieron en el contexto de los paneles temáticos que se discutieron.

Los paneles abordaron los temas de la juventud y derechos humanos, reforma agraria, soberanía alimentaría, comunicación alternativa, formación juvenil y movilización y resistencia. Cada uno de ellos fue expuesto por una región como intercambio de experiencias. Por ejemplo, el proceso de formación aplicado por el MST en el Curso del Cono Sur abordando las temáticas, la metodología y la riqueza que este representa por congregar personas de otros países del continente americano que viven realidades distintas. En este sentido, el cambio de experiencia entre los continentes fue muy rico y un espacio de renovación de la esperanza en la construcción de un mundo nuevo, a partir de la perspectiva juvenil. Esta Asamblea precede la IV Conferencia Internacional de Vía Campesina que va abordar los temas de la tierra, trabajo y soberanía alimentaria, temas que los jóvenes también profundizarán. Nicolas Supiot, de Francia, empezó su exposición diciendo que la primera condición para los países recuperen su soberanía alimentaría es tener el poder sobre las semillas. En su intervención, Supiot denunció que los campesinos franceses están sufriendo un gran boicot por las empresas que controlan la tecnología de las semillas, son obligados a usar las semillas híbridas, entendidas por el panelista como semillas del mercado. Quien insiste en usar las semillas criollas es discriminado y considerado ilegal por la ley francesa, afirmó Supiot, agregó que los campesinos sufren represión y que existe una policía especializada para buscar y detener a los que usan lo que el gobierno llama semilla ilegal.

Yolanda Areas, de Nicaragua, explicó que la Reforma Agraria que se vive en su país es parecido a lo que acontece con otros países como el Brasil, por ejemplo. Para ella, la Reforma Agraria hecha por los gobiernos es una reforma dictada por el modelo capitalista, donde los grandes latifundistas ponen en venta sus peores tierras con precios muy altos. Areas termina afirmando que el modelo de Reforma Agraria aplicado hoy por los gobiernos es impuesto por el
Banco Mundial, es decir conforme a las leyes del mercado.

El panel sobre juventud y derechos humanos, expuesto por Wahidjan, de Indonesia, también hizo una denuncia sobre la situación que vive hoy la juventud de su país y de todo el Asia. Según él, la perdida de los valores, de las costumbres de la vida comunitaria y familiar es una consecuencia de la atrocidad con que el capitalismo entra en las comunidades rurales. La cultura es directamente afectada y principalmente la cultura campesina, donde inclusive el derecho de acceso a la tierra es negado e imposibilitado por falta de una política agraria, y también porque las tierras que son negadas a los campesinos hoy están en las manos de las grandes empresas multinacionales de Estados Unidos y de Japón. Wahidjan denunció también que los jóvenes que luchan en las organizaciones contra el sistema impuesto son reprimidos con mucha violencia. El contó que en los últimos tiempos diez jóvenes fueron asesinados.

Además de todas las discusiones presentadas en las temáticas, la Asamblea Mundial de los Jóvenes Campesinos propuso acciones desde los jóvenes y ello se complementa con la propuesta de Vía Campesina que es de ser un movimiento de acción social y política, que tiene aspiraciones de transformar la realidad actual, para mejorar la vida de millones de campesinos e indígenas pobres, de trabajadores rurales y pequeños agricultores y entre ellos, la juventud.

Este artículo está disponible en