Inundaciones en Pakistán: ¡solidaridad y urgente pedido de ayuda!

(Bagnolet, 01 de setiembre de 2022) La Vía Campesina expresa su solidaridad con el pueblo de Pakistán cuyas vidas y medios de subsistencia se han visto afectados por inundaciones sin precedentes que se han cobrado más de 1300 vidas y afectado a más de 50 millones de personas. A continuación se reproduce un llamamiento urgente de ayuda publicado por el Comité Pakistan Kissan Rabita (PKRC), la organización miembro de LVC en Pakistán. La declaración emitida por PKRC también detalla la magnitud de la devastación y la repercusión particular sobre lxs campesinxs y trabajadorxs asalariadxs. Convocamos a la comunidad internacional a que se mantenga en alerta ante la situación en Pakistán y brinde toda la solidaridad y el apoyo solicitado por lxs miembros de la sociedad civil y los grupos de ciudadanxs que coordinan y apoyan los esfuerzos de socorro y recuperación.


Llamamiento de solidaridad del Comité Pakistan Kissan Rabita (PKRC) | 31 de agosto de 2022

Lluvias monzónicas incesantes e inundaciones repentinas han devastado a Pakistán, afectando a millones de personas y comunidades y causando enormes pérdidas económicas. Según la cifra oficial de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, las inundaciones han cobrado hasta el momento la vida de 1.350 personas. Un millón de hogares fueron destruidos o parcialmente dañadas, dejando a millones de personas en necesidad de vivienda urgente. Más de 50 millones de personas fueron desplazadas de sus hogares.

Según un informe del gobierno local, más de 10 millones de personas se han quedado sin hogar solo en la provincia de Sindh. Los medios de subsistencia también se han visto gravemente afectados: en relación al ganado, una fuente clave de sustento para muchas familias, murieron más de 1 millón de cabezas, el 63 % se encontraban en Baluchistán y el 25 % en Punjab. Alrededor de 4 millones de acres de cultivos y huertas también se han visto afectados, incluidos al menos 304 475 acres en Baluchistán, 438 274 acres en Punjab, 35 565 acres en Khyber Pakhtunkhwa (KPK) y 2,5 millones de acres en Sindh. El daño a la infraestructura ha empeorado aún más la situación humanitaria, ya que la destrucción parcial o total de más de 3.000 km de carreteras y más de 220 puentes impide la evacuación hacia zonas más seguras, el acceso a los mercados, la atención médica y otros servicios vitales, y restringe la posibilidad de atender a las personas que lo necesitan.

Más de 1.000 establecimientos de salud están total o parcialmente dañados en la provincia de Sindh y suman 198 los establecimientos dañados en los distritos afectados de Baluchistán. Los daños en carreteras y puentes también han comprometido el acceso a los centros de salud para niñas y mujeres. Los datos provisionales de los departamentos de educación provinciales muestran que al menos 17.566 escuelas han resultado dañadas o destruidas debido a la emergencia: 15.842 escuelas en Sindh, 544 en Baluchistán y 1180 en Punjab.

Causas subyacentes de las inundaciones

Pakistán produce menos del 1% de las emisiones de carbono del mundo y, sin embargo, es uno de los países más afectados por la crisis climática. Durante los últimos 20 años, ha sido incluido constantemente en el Índice de Riesgo Climático Global como uno de los diez países más vulnerables del mundo. Pakistán y otros países del sur de Asia son los focos de la crisis climática.

Impacto en fincas, campesinxs y trabajadorxs asalariadxs

Los cultivos agrícolas más afectados son el arroz y el algodón, especialmente en las áreas de Sindh y el sur de Punjab. Casi la mitad de la cosecha de algodón del país ha sido destruida y la cosecha de algodón en el área de Saraiki Waseeb está gravemente comprometida.

Del mismo modo, los huertos de mangos y las granjas de chile rojo en Sindh también están sufriendo inundaciones. El cultivo de caña de azúcar en pie también ha sufrido daños de hasta un 7% debido a las inundaciones, a pesar de ser un cultivo que requiere mucha agua, lo que demuestra la intensidad del desastre que enfrentan lxs pequeñxs agricultorxs y las comunidades agrícolas.

En muchas áreas de KPK, especialmente en las ciudades de Swat, Nowshera y Charsadda, los cultivos de maíz y arroz han sido arrasados por inundaciones repentinas. Campesinxs, trabajadorxs agrícolas y comunidades campesinas han perdido sus tierras y animales. Sus hogares también fueron destruidos y ahora viven a la intemperie, sin techo ni refugio.

También la próxima siembra podría verses afectada a causa de las inundaciones. Por un lado, el suelo podría tardar más en secarse. Lxs agricultorxs también enfrentarán escacez de recursos, ya que con frecuencia utilizan los ingresos de las cosechas anteriores para sembrar la siguiente. Estas personas han perdido su ganado y sus cultivos, y han sido desplazadxs de sus tierras y territorios. Necesitarán ayuda del gobierno y de otrxs para invertir en la próxima cosecha. Otro punto problemático será la demarcación de tierras que deberá rehacerse en su totalidad debido a las inundaciones.

Necesidades inmediatas en el territorio y los esfuerzos de asistencia de PKRC

Millones de paquistaníes afectadxs necesitan ayuda desesperadamente, ya que las autoridades dicen estar “abrumadxs” por la escala del desastre descrito por el ministro del clima del país como una “catástrofe climática grave”.

Para garantizar la provisión de asistencia y para la recuperación de las personas afectadas por las inundaciones, el gobierno necesita más de Rs. 72 mil millones (alrededor de USD $327 millones). Según un informe de evaluación inicial, se necesitan más de Rs. 7 mil millones (alrededor de USD $ 32 millones) de aporte en efectivo, casi Rs. 9 mil millones (alrededor de USD $ 113 millones) para proporcionar artículos no alimentarios y se requieren casi Rs. 2 mil millones (alrededor de USD $ 9 millones) para gastos médicos.

Salvar el ganado requerirá más de Rs. 9 mil millones (alrededor de USD $ 113 millones), mientras que la compra de equipos para acelerar el proceso de asistencia debería estar en torno de los Rs. 5 mil millones (alrededor de USD $22.7 millones). Independent Urdu informó que la reconstrucción de toda la infraestructura y unas 82.000 casas requiere Rs. 41 mil millones (alrededor de $ 186 millones).

Los siguientes artículos son de extrema urgencia para asistir a las personas y comunidades afectadas:

– Agua potable;
– Combustible seco como madera, aceite de queroseno, etc.;
– Alimentos secos (ya que los alimentos cocidos pueden perecer o ser útiles solo una vez);
– Leche en polvo (para niñxs) y cartones de leche líquida;
– Sábanas de lino en lugar de mantas y edredones;
– Ropa cosida que se pueda usar fácilmente;
– Zapatos de plástico, ya que los zapatos normales son inútiles en un contexto de aguas estancadas;
– Toallas higiénicas (con envoltorios desechables) o toallas de tela para mujeres;
– Alimentos crudos como arroz, harina y lentejas para las personas atrapadas en sus casas a causa de las inundaciones;
– Ración seca como chana negra tostada y dátiles;
– Forrajes secos para ganado;
– Carpas.

PKRC y Haqooq e Khalq Party están realizando trabajos de asistencia desde el 29 de julio de 2022 y están en contacto con las comunidades afectadas en el sur de Punjab, Sindh y Baluchistán.

Estamos enviando artículos de auxilio por inundaciones y raciones de alimentos para quienes necesitan ayuda inmediata. También se han organizado campamentos de asistencia sanitaria con el trabajo voluntario de médicxs jóvenes.

Necesitamos su solidaridad y apoyo inmediato. Les rogamos envíen sus donaciones a nuestra organización hermana Crofter Foundation. Crofter Foundation es una organización registrada en Pakistán.

Nombre del banco: Silkbank
Título de la cuenta: Crofter Foundation
IBAN: PK07SAUD0000032008215629
SWIFT: SAUDPKKA
Dirección: Silk Bank, main branch, Egerton Road, Lahore, Pakistan

Para ayudarnos a identificar la solicitud, mencione “PKRC Appeal” (llamamiento de PKRC) en los comentarios de la transferencia.
Para cualquier consulta relacionada con la transferencia o la utilización de las donaciones, comuníquese con Farooq Tariq: farooqtariq@hotmail.com de PKRC.

Este artículo está disponible en