Honduras: Empresa Campesina la Montañuela exige al Estado devolver sus tierras

Nosotros, en representación de la empresa campesina de Montañuela, ubicada en la aldea de Panuare, municipio de Juticalpa, en el departamento de Olancho, con personería jurídica número 66 y después de 36 años continuos de estar en posesión legal, desde 1980, de 187 manzanas que han sido otorgadas en legal y debida forma por el instituto nacional agrario, que entregó el título definitivo de propiedad por el cual se canceló al estado el valor de las tierras otorgadas.

Primero: desde aquella fecha, nuestra empresa campesina ha incorporado trabajo en infraestructura y mejoras como destronque, mecanización, lagunas, drenajes, caminos, pozos, corrales, viviendas, galeras, pilas y siembra de pasto; pero, más importante es, aún, haber generado gran cantidad de mano de obra y producción para consumo interno y exportación.

Segundo: actualmente producimos leche, carne bovina, carne porcina, granos básicos, yuca, sandía, maracuyá, jengibre, tabaco, berenjena, tomate, chile, repollo, ajonjolí y algodón con lo cual hemos contribuido a generar trabajo para un economía campesina generadora de ingresos y a favor del cambio climático; con lo cual apostamos a la economía local, departamental y nacional.

Tercero: no obstante lo anterior, en el año 2002 nuestra empresa fue sorprendida por un demanda interpuesta por el señor salvador Antonio Aguilar, pidiendo la nulidad absoluta de nuestro título de propiedad. Es importante mencionar que este demandante es padre de los comisarios de policía René Raúl y Luis salvador, ambos de apellidos Aguilar Masoni.

Cuarto: a partir de este momento empieza nuestro calvario en los tribunales de justicia señalando que en julio de 2014 la tercera corte emitió sentencia en contra de la empresa campesina y en octubre de 2015 la sala de la corte notifica la sentencia ratificando los términos de la tercera corte; la corte suprema remite el expediente al juzgado de Juticalpa para que le dé cumplimiento a la sentencia.

Que demandamos:

En consecuencia, estamos a las puertas de un desalojo de una propiedad que nos ha pertenecido de hecho y de derecho y hemos acudido a varias instancias tratando de resolver el conflicto, que después de 37 años de estar en posesión de la tierra, la cual hemos trabajo, con nuestras familias y producíamos nuestros alimentos y ahora, de la noche a la mañana, ya no tenemos nada.

Entre las soluciones que hemos manejado conjuntamente con el instituto nacional agraria hemos planteado tres alternativas:

A) pagar a la familia Aguilar Masoni, a un costo de 30 millones de lempiras las tierras que ya hemos pagado al INA

B) posibilidad de una revisión del expediente.

C) que la OABI responda por esta demanda, asegurándonos una propiedad de las que ha incautado, que sea equivalente a la posesión de la propiedad que tenemos en nuestro poder.

EMPRESA ASOCIATIVA CAMPESINA DE PRODUCCIÓN LA MONTAÑUELA, PANUARE, JUTICALPA, OLANCHO

0 Compartir