Honduras: Desalojan ilegalmente empresa campesina Corfinito en Bonito Oriental

El 13 de Enero del 2011, a las 5:00 de la mañana, fueron desalojadas  unas 20 familias  que conforman la empresa campesina Corfinito  afiliada a la Asociación Nacional de Campesinos Hondureños (ANACH). El desalojo lo realizaron, militares, policías y guardias de seguridad del señor Facussé con el apoyo del  juez de Trujillo departamento de Colon  de apellido Díaz. La  empresa esta ubicada en el municipio de Bonito Oriental departamento de Colón.

Estas familias campesinas tenían 5 años de estar en posesión de esas tierras, son unas 60 manzanas  y  anteriormente ahí funcionaba el proyecto maderero Corfino propiedad del Estado de honduras, esto cuando aun funcionaba La corporación Hondureña de Desarrollo Forestal (COHDEFOR)  , que hoy en día es El Instituto de Conservación Forestal de Aéreas Protegidas y de Vida Silvestres (ICF).

Las  tierras  en disputa son nacionales y están en negociación actualmente entre el ICF y el Instituto Nacional Agrario (INA), es por ello que esas familias  amparadas en ley están en posesión de las mismas, dichas tierras se encuentran  en trámites para que les sean tituladas a favor de  estas familias campesinas.

Según los afectados la orden de desalojo que les presentaron era desde el mes de Julio del 2010, la misma había sido  solicitada por la empresa Corfino dicha empresa ya  no existe y tampoco existe  la COHDEFOR.

Pese a que las y los campesinos de  la empresa Corfinito presentaron una constancia del trámite de negociación  entre el Instituto Nacional Agrario con el ICF  siempre fueron tirados a la calle y sus chozas fueron destruidas.

Entre tanto hoy viernes 14 de enero  a las 12:00 del medio día los campesinos desalojados manifestaron que entraron nuevamente a las  tierras por que no podían estar  junto a sus hijos e hijas  a la interperie en la calle aguantando lluvia y sol.

Por su parte Ramón Navarro Presidente de  la ANACH manifestó “que había dialogado con el Juez ejecutor del desalojo este aceptó  que  la orden de desalojo era extemporánea e ilegal, sin embargo dijo que obedecía ordenes superiores y  si desobedecía estaba en riesgo  su empleo”.

Comunicaciones La Vía Campesina en Honduras

Este artículo está disponible en