Guatemala: Se identifica osamenta exhumada en ex destacamento militar de San Juan Comalapa

Después de esperar por más de 28 años para encontrar los restos de su padre Rigoberto Morales Garrido quien fue secuestrado y a quien vio por última vez el 4 de octubre de 1984, Armando Morales recupera los restos de su padre mismo que fueron  encontrados en el ex destacamento militar de San Juan Comalapa Chimaltenango.

Armando Morales narró que el 4 de octubre su padre y su hermano Mynor Rigoberto Morales Contreras fueron secuestrados juntos por el gobierno terrorista que en ese entonces dirigía Oscar Mejía Víctores, Estado terrorista que siempre negó la desaparición de su padre y de 13 familiares más, indicó.

Dijo que después de esperar tantos años para saber del paradero de su padre y con el acompañamiento de organizaciones como la Fundación Guillermo Toriello, Fundación de Antropología Forense de Guatemala          -FAFG-, Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala         -CONAVIGUA-, entre otras organizaciones.

Morales indicó que hoy se abre el camino pero faltan los cuerpos de otros familiares, quien agregó que de su padre después de 28 años encuentran esencia del amor por su familia y su país y la esencia de no aceptar la indiferencia y violación a los derechos humanos que cometía el gobierno en esos años. 

Por su parte Everarda Tista coordinadora general de -CONAVIGUA-, dijo que conjuntamente con otras organizaciones se inició el proceso de denuncia del caso concreto del ex destacamento militar en San Juan Comalapa, donde se inicia el proceso de exhumaciones en el año  2005.

Dijo que en dicho ex destacamento militar se encontraron varias osamentas de hombres, mujeres, ancianos, niños y niñas mismas que fueron exhumadas, asimismo dijo que de las osamentas exhumadas en el ex destacamento militar y de otras partes del municipio ya han sido identificadas 34 osamentas a través de pruebas de ADN realizadas por parte de la         -FAFG-

Tista dijo que la organización ha venido denunciando las injusticias e impunidad que existe por miles de desaparecidos y desaparecidas durante el conflicto armado interno especialmente la denuncia ha sido por las mujeres masacradas, violadas y desaparecidas, reiteró “ En Guatemala si hubo genocidio…”, “…por ello las y los sobrevivientes exigimos justicia…” indicó.

Armando Morales quien después de 28 años encontró los restos de su padre Rigoberto Morales Garrido secuestrado y asesinado en el año 1984, exigió al Estado de Guatemala se investigue y castigue a los responsables materiales e intelectuales de la desaparición y asesinato de 14 integrantes de su familia, reiteró que el Estado de Guatemala tiene la obligación de responder no solo por el asesinato de sus familiares sino de los miles de hombres y mujeres de diferentes edades desaparecidos y asesinados durante los años 80.

Este artículo está disponible en