Guardianes de vida

Radio Mundo Real, 8 de diciembre de 2010

El reconocimiento de los derechos de los pueblos y el cuidado de la naturaleza para evitar el agravamiento de la crisis ambiental son temas que preocupan a los movimientos sociales que participan de las actividades paralelas a la COP de Clima en Cancún.

Esos temas estuvieron sobre la mesa el martes en la asamblea de los movimientos realizada en esa ciudad, cerca del Hotel Moon Palace, donde se hacen las negociaciones oficiales.

“Venimos básicamente para que se reconozcan nuestros derechos y no se pongan en riesgo nuestros territorios”, dijo a Radio Mundo Real el dirigente Miguel Palacín, de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), antes de empezar la asamblea.

La CAOI ha participado en Cancún del Foro Internacional de los Pueblos Indígenas sobre Cambio Climático (Caucus Global), con delegaciones que representan a más de 360 millones de personas.

Palacín manifestó que “los pueblos indígenas tenemos derecho al consentimiento libre, previo e informado” de los proyectos que se pretenden instalar en sus territorios.

El dirigente indígena considera que hay que lograr que los países desarrollados reduzcan sus emisiones contaminantes antes de pensar en otras soluciones al cambio climático.

Enseguida se refirió al mecanismo de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los bosques en los países en desarrollo (REDD). “Rechazamos REDD porque pretenden ante la crisis climática hacer negocios para las multinacionales”, dijo Palacín. “Quieren hacer un fondo y que los campesinos e indígenas se conviertan en guardabosques y no piensan en nuestro desarrollo”, remarcó.

El representante de la CAOI habló del conocimiento tradicional de los pueblos indígenas como herramienta para luchar contra el cambio climático. “Tenemos un vasto conocimiento, somos los que hemos conservado la Pachamama hasta hoy y queremos que eso sea el instrumento para resolver esta crisis, y no los negocios”. Palacín dijo estar “decepcionado” por el proceso de negociaciones de la ONU y enfatizó que “cualquier acuerdo debe tener la efectiva y plena participación nuestra”.

En tanto, Sonia, del Movimiento de Afectados por Represas de Brasil (MAB), fue la encargada de hacer la primera oratoria en representación de La Vía Campesina en la asamblea de los movimientos sociales.

La dirigente se lamentó porque sólo los países de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) tienen posiciones progresistas en las negociaciones, porque tienen “otro proyecto alternativo de vida”. Consideró que el sistema capitalista está en una crisis muy grande y necesita “hacer otras cosas para tener lucro”. Por eso “están intentando hacer que el clima termine siendo una mercancía”, dijo.

La representante de La Vía Campesina aseguró que los pueblos son “la salida” a la crisis del clima, “porque históricamente cuidamos y defendemos la Madre Tierra y los derechos de todos los pueblos del mundo”. “Las semillas que existen hoy, el agua, la tierra, las cuidamos nosotros como a nuestra vida. Somos los guardianes de la biodiversidad de la humanidad”.

Sonia reivindicó la lucha en defensa de la naturaleza y evaluó que “tiene que ser mucho más globalizada” porque “el enemigo está muy globalizado”. En esa línea, planteó la necesidad de articulación de los movimientos sociales y el desafío de trabajar fuerte a nivel nacional. “Tenemos algunos retos al regresar a nuestros países, de articulación de los movimientos sociales, para la formación política de nuestros jóvenes, de nuestros cuadros”, manifestó Sonia. “Hacemos un compromiso de que cuando lleguemos a nuestros países daremos nuestras vidas, nuestra sangre para salvar a las próximas generaciones”, subrayó.

Foto: Radio Mundo Real

Descargar audio

Audio: MP3 – 6 MB

2010 Radio Mundo Real / Amigos de la Tierra

Este artículo está disponible en