Ginebra: Rogerio Höhn del MAB en las negociaciones por un tratado vinculante de la ONU sobre multinacionales y derechos humanos

Ponencia MAB- La Vía Campesina con International Association of Democratic Lawyers.

La historia de los afectados por las empresas transnacionales es la historia de la constante violación de los derechos humanos. Es la historia de la extracción intensiva y indevida de los recursos naturales para garantizar los negocios de las empresas, de la violencia contra los afectados, de la criminalización de los individuos y de las luchas de los movimientos sociales. En todo este proceso, muchos cayeron porque lucharon y continúan luchando por la defensa de los DDHH. Pero al mismo tiempo es una historia de muchas luchas y conquistas que deben ser reconocidas.

Venimos de diferentes partes del mundo, hacemos parte de esta inmensa población afectada por los negocios de las transnacionales y, como observamos en nuestra realidad, no hay  mecanismos de control de las empresas.  Y cuando los hay, las estructuras de los estados no garantizan su aplicación. Eso conlleva a la impunidad de las violaciones cometidas, y favorece aun mas los ataques a los y las defensores de los DDHH. Las empresas crean sus propias leyes, secuestran las estructuras de los estados, niegan y criminalizan a los que se oponen a ellas. En la mayoría de los países, especialmente los del Sur, no hay ni siquiera una legislación que defina quienes son los afectados y cuales son sus derechos.

Nuestra historia ha demostrado que la lucha de estas poblaciones, la resistencia contra muchos proyectos y la lucha por los derechos negados son la única forma para que seamos considerados y escuchados. Entendemos que junto a estas luchas debemos fortalecer articulaciones con organismos institucionales, de carácter nacional e internacional, para avanzar en la formulación de normas vinculantes, de control y de exigencia de cumplimiento de los derechos humanos. Es de suma importancia que el Tratado vinculante defina de forma amplia el concepto de afectado, reconociendo las violaciones y sus luchas como contenido de los derechos humanos. Garantizar que estos afectados tengan acceso a la justicia, para que, independientemente de sus condiciones económicas, puedan lograr la condena de los violadores de DDHH y las debidas compensaciones. También se debe asegurar la realizacion de acciones conjuntas y de que todos los procesos respeten los principios de un proceso igualitario y ágil.

Por eso venimos aquí como parte de la Campana Global para reivindicar la soberanía de los pueblos, el desmantelamiento del poder de las empresas transnacionales y el fin a la impunidad, para demandar la concretización de mecanismos oficiales, construidos de forma coherente, sencilla y con agilidad, que protejan los derechos humanos contra las acciones de las empresas transnacionales.

Recordamos la ruptura de la presa de la empresa Vale en Mariana Brasil, hace un año, donde en el juicio las 22 personas ligadas a las empresas Samarco, Vale y BHP Billiton intentan escapar responsabilidad mientras que Vale pidió procesar militantes que organizan la resistencia. 

Este artículo está disponible en