Fundador Histórico de “Campesino a Campesino” en el cierre de evento Internacional de Agroecología en Cuba

“Campesino a Campesino fue sembrado en Guatemala, floreció en México y Nicaragua y dio sus frutos en Cuba” – Don Felipe Tomás Mux, Guatemala

Guïra de melena, Artemisa, Cuba:  En el marco de la celebración de los 20 años (1997-2007) del Movimiento Agroecológico de Campesino a Campesino (MACAC) de la Asociación Nacional de Agricultires Pequeños de Cuba (ANAP), miembro de La Vía Campesina se hizo un reconocimiento a muchas(os) de las(os)  protagonistas de la historia del movimiento, destacándose los aportes de las(os) campesinas(os) promotoras(es), las(os) funcionarias(os) y dirigentes(es) de la ANAP responsables, y muy especialmente a La Vía Campesina Internacional, por sus aportes y esfuerzos para el desarrollo del movimiento desde sus inicios.

En esta oportunidad el evento contó con una visita muy especial, la de Don Felipe Tomás Mux, campesino Caqchikel guatemalteco, miembro del grupo original donde surgió la metodología de Campesino(a) a Campesino(a) (CaC) en la década del ‘60. La metodología fue creada por Don Felipe y sus compañeros(as) en Guatemala y luego diseminada por México, Honduras y Nicaragua. Fue justamente de este último país a fines de la década de los ´90s desde dónde la metodología llegó a Cuba en el marco de un intercambio entre organizaciones de La Vía Campesina. En palabras de Don Felipe “CaC fue sembrado en Guatemala, floreció en México y Nicaragua y dio sus frutos en Cuba”.

Don Felipe visitó numerosas fincas en diversos grados de integración agroecológica en la provincia central de Sancti Spíritus, intercambiando experiencias y conocimientos con las(os) campesinas(os) cubanas(os). Al conocerse la historia del surgimiento de CaC en Guatemala,  Don Felipe fue bautizado como “el abuelo de CaC”, recibiendo enormes muestras de admiración, cariño y respeto por parte de sus numerosísimas(os) “nietas(os)” de Cuba y otras regiones del mundo.

“El abuelo de CaC” fue el invitado de honor en la mesa de cierre del evento, donde compartió con todas(os) las(os) presentes su experiencia y la historia del surgimiento de la práctica de la que hoy participan miles de campesinas(os), colectivos y organizaciones alrededor del mundo. Una idea que nació de la sabiduría milenaria del Abya Yala y se ha convertido en una prioridad dentro de La Vía Campesina como uno de los motores principales para la expansión de la agroecología, la vida campesina y la construcción de un mundo más sano, equitativo y sustentable.

 

64 Compartir