“Esta declaración es estratégica no solo para lxs campesinxs, sino para toda la humanidad”

Con la participación de más de 50 Estados, se realizó el Evento paralelo sobre la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de lxs campesinxs y otras personas que trabajaron en áreas rurales, convocado por el estado plurinacional de Bolivia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Venezuela, Nicaragua y Sudáfrica.

 La apertura la realizó el embajador permanente de Bolivia Sacha Llorenti, a este acto también se sumaron de organizaciones de la sociedad civil. Para La Vía Campesina la actividad fue positiva, propició mucha participación y todas las intervenciones afirmaron la importancia y transcendencia de esta declaración. “La FAO y el Alto Comisionado rescataron la importancia de la Declaración, y resaltaron el proceso de adopción en el Consejo de DDHH , en cuanto a la transparencia y apertura”,  afirmó Diego Montón miembro de la delegación.

A continuación la intervención integral de Diego Montón en representación de La Vía Campesina:

(Nueva York, 14 de noviembre 2018) Agradecemos a la misión del Estado Plurinacional de Bolivia por la organización de este evento, también por el compromiso con la Declaración de los Derechos Campesinxs y otras personas que trabajan en áreas rurales. Es para nosotrxs, como La Vía Campesina,  muy importante su liderazgo, pues son además un ejemplo de políticas públicas agrarias para la protección de los derechos de lxs campesinxs y lxs indígenas

La Globalización ha tenido fuertes impactos en las poblaciones rurales. Los violentos cambios impulsados por  las inversiones financieras en la agricultura , han provocado desplazamientos, despojos y migraciones; además de serios problemas en la salud, derivados del uso masivo de agrotóxicos,  también se agravó  trabajo esclavo y precarizado, bajos precios pagados al campesinado, seguidos por acciones violentas, muchas veces, de la mano de paramilitares privados.

A las luchas y protestas campesinas se les respondió con  persecución y criminalización,  incluyendo múltiples asesinatos, cárcel y desapariciones. Esta situación es parte de las causas de la migración.

En la actualidad,  esta situación continúa, diariamente en todos los rincones del mundo las comunidades campesinas son violentadas. Recientemente nos llegó la noticia de un desalojo de 450 familias campesinas que hace más de 20 años están viviendo y produciendo en un asentamiento del Movimiento Sin Tierra en Brasil. Esto no solo es una tragedia para las familias campesinas, es también un problema para su país, porque en esa tierra se producen alimentos sanos para el mercado local. Y si son desalojadas, allí se dejará de producir alimentos, esa es la causa de la falta de acceso a los alimentos que luego provoca la crisis alimentaria.

Entre el 2007 y 20014 La Vía Campesina documentó muchas de estas situaciones con informes sobre violaciones a los Derechos Humanos de campesinxs en el Consejo de DDHH , en la Comisión Interamericana de DDHH de la OEA y en otras instituciones.

La experiencia de La Vía Campesina en más de 80 países, así como la documentación de esos informes fueron la base de la propuesta de la Declaración de los Derechos Campesinxs.

En ese sentido, la adopción de la Declaración de Derechos Campesinxs y otras personas que trabajan en zonas rurales es un gran paso en la defensa de los derechos humanos en el campo.

El proceso de discusión en el Consejo fue significativamente participativo. Durante seis años, fueron 5 los borradores del texto que el grupo de trabajo fue modificando según las discusiones y los aportes de los estados. Además, tuvo una fuerte participación de la sociedad civil, organizaciones campesinas, pastores, pescadores artesanales, sindicatos de trabajadores agrícolas organizaciones de pueblos indígenas y organismos de DDHH fueron protagonistas positivos del proceso.

La declaración y el desarrollo sostenible

La protección de la Agricultura Campesina es esencial para alcanzar las metas de desarrollo sostenible, en la lucha contra el hambre, en la lucha contra el cambio climático, y en la posibilidad de generar trabajo y mitigar la migración.

Según los datos del Grupo ETC, la agricultura campesina cuenta tan solo con ¼ de las tierras agrícolas del mundo, pero alimenta a más del 75% de la población mundial, mientras que la agroindustria con ¾ de las tierras agrícolas solo llega al 25% de la población del mundo.

En América Latina, el 1% de los propietarios concentra más de la mitad de las tierras agrícolas. Asimismo, América Latina encabeza junto a Estados Unidos el consumo mundial de agrotóxicos.

En 12 países de América Latina y del Caribe el envenenamiento por productos químicos, sobre todo pesticidas y plomo, causan el 15% de las enfermedades registradas, según la Organización Panamericana de Salud.

Por otro lado, estudios indican que la agricultura campesina utiliza mucho menos energía para producir los alimentos. Ejemplos comparativos indican que un campesino Mexicano utiliza 30 veces menos energía que la agroindustria para producir 1 kilo de maíz.

En ese contexto, la FAO reconoce el rol estratégico de la Agricultura Campesina para luchar contra el hambre, también la ONU que estableció la década de la agricultura familiar para poder concienciar a los estados sobre la importancia de la protección de la agricultura de pequeña escala

Horizonte de políticas públicas para la agricultura

La declaración representa un horizonte sobre las políticas públicas que los estados puede desarrollar en sus países recopilando y organizando diferentes instrumentos que existen dispersos. No es una declaración que pretenda ir contra la soberanía ni la autodeterminación de los estados.

Además, se explaya en los derechos colectivos de lxs campesinxs, que no son contradictorios con los derechos individuales, sino complementarios según los usos y costumbre y las culturas. Un claro ejemplo son las tierras comunales o de pastoreos comunitarios que existen en todos los continentes, incluido Europa que muchas veces no están legalizadas.

Es por esto que esta declaración representa un avance en la concepción pluricultural de los derechos, además de ser una herramienta estratégica no solo para las campesinas y campesinos sino para toda la humanidad.

Contactos:

Inglés: Henry Saragih: +62 811 655 668, Email: hspetani@gmail.com

Ramona Duminicioiu: +40 746 337 022, Email: ramona@ecoruralis.ro

Español: Diego Monton: +54 9 261 561 5062, Email: diegomonton@gmail.com

¡Globalicemos nuestra lucha!

Para visibilizar todas las acciones a favor de una Declaración de Derechos Campesinxs, envíennos los detalles a lvcweb@viacampesina.org y también difunda este mensaje lo más ampliamente posible en sus espacios de comunicación y en las redes sociales. ¡Esta es la oportunidad del campesinado de hacerse oír, alto y claro!

  • Descargue nuestro afiche y banners desde este link
  • Para redes sociales usa nuestro hashtag  #PeasantsRightsNow #LaViaCampesina #SoberaníaAlimentaria
  • Envien fotos/videos  de sus acciones: Email: lvcweb@viacampesina.org

38 Compartir