Comunicado de solidaridad y denuncia pública por asesinato y desaparición de nuevo dirigente campesino en Colombia

Comunicado de la Coordinadora LatinoAmericana de Organizaciones del Campo CLOC-Via Campesina – Suramérica

(Managua, 12 de Enero del 2021) La intensificación de la violencia en Colombia no cesa, lamentablemente se siguen conociendo hechos y casos aberrantes de violación de los derechos humanos, especialmente para los dirigentes agrarios y sindicales en el país; durante el 2020 hubo más de 300 asesinatos asociadas por la actividad social y política que realizaban estas personas en sus territorios, eso sin contar la cantidad de dirigentes que actualmente se encuentran amenazados y con gran persecución por grupos ilegales y entes institucionales, tal y como se ha evidenciado con los llamados falsos positivos judiciales.

La sistematicidad de estos hechos en contra de las organizaciones agrarias, varias de ellas pertenecientes a la CLOC LVC, genera un temor generalizado al movimiento social y definitivamente un retroceso a lo que se quiere construir en cuanto a un proceso de Verdad, Justicia, y una definitiva terminación del conflicto armado se trata.

En esta ocasión queremos denunciar el asesinato de Omar Moreno, miembro del Sindicato de Trabajadores Agrícolas Independientes del Meta (SINTRAGRIM) filial de FENSUAGRO, el pasado 28 de diciembre del 2020 en la ciudad de Pasto, en el que medio de un trayecto en vehículo, hombres armados lo detienen y lo asesinan, a la fecha de hoy se desconoce el paradero del cuerpo de Omar.

Desde la CLOC- La Vía Campesina manifestamos nuestro más profundo rechazo al este vil asesinato y ante estos hechos le exigimos al gobierno colombiano desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por el asesinato en contra de Omar Moreno, así como la ejecución del plan y recursos para la búsqueda de su cuerpo.

Nuevamente, instamos a los organismos de derechos humanos y organizaciones populares a mantenerse atentos y alertas ante la crítica situación de derechos humanos que están afrontando nuestros movimientos campesinos a nivel internacional.

La solidaridad es la ternura de los pueblos”,

Gioconda Belli

Este artículo está disponible en