Brasil: MPA, la burguesía asalta el poder para golpear la nación y el derecho de los trabajadores

Comunicado MPA

(Brasilia, 12 de Mayo de 2016) El Movimiento de los Pequeños Agricultores (MPA)  de Brasil  manifiesta su indignación con la admisibilidad del proceso de impedimento y la retirada temporal de la Presidenta Dilma Rousseff promovido por el Senado Federal en día de ayer. La decisión hiere la soberanía popular y rompe con el pacto constitucional de 1988. ¡Es un Golpe! El golpe tiene por objetivo hacer encender fuerzas políticas en Brasil – PSDB, PMDB, DEM entre otros – alineados a los intereses imperialistas de los Estados Unidos que busca recolonizar a América en vista de desmontar las economías nacionales, subordinar los pueblos y saquear sus riquezas.

El golpe es patrocinado por lo que hay de más elitista y conservador de la sociedad brasileña: el agronegocio y las federaciones de la industria y sus respectivas lumpemburguesía. Operó vía judiciario y lastreouse a través del Partido de la Prensa Golpista: Red Globo, Folha de São Paulo, Estadão y sus comparsas en nivel estaduales y municipales.

Es un Golpe al mayor símbolo de la Soberanía Nacional, la PETROBRAS, al Pré-Sal y al Fondo Soberano, pasaporte para la educación pública y de calidad y la manutención y la mejoría del Sistema Único de Salud – SUS.

Es un Golpe en los BRICS y en la política externa brasileña de formar un nuevo bloque económico capaz de alzar la economía de los países emergentes.

Es un Golpe a los derechos históricos de los trabajadores, a su soberanía, y a las políticas sociales logradas en el último período.

Con el habitual cinismo de los traidores y  de los usurpadores Michel Temer asumió el gobierno y compuso su ministerio con hombres blancos, y con trayectoria vinculada a las élites. Varios investigados en la Operación Lava-Jato. Extinguió varios ministerios, entre ellos el Ministerio de Desarrollo Agrario – MDA, el Ministerio de las Mujeres, Igualdad Racial y Derechos Humanos, y el Ministerio de la Cultura, entre otros. En su primer y pálido discurso, afirmó la agenda política de reforma de previdencia y trabajadora.

La lumbemburguesía brasileña demuestra que el pacto de conciliación de clase acabó y que el que va a pagar la cuenta de la crisis son los trabajadores.

Están dispuestos a desmoralizar y criminalizar a los que se opusieren. En este momento el MPA convoca su militancia a la unidad y estar firme en la construcción del Frente Brasil Popular, luchar con todas las fuerzas junto a los movimientos populares, centrales sindicales, partidos de la izquierda y democráticos en la lucha cotidiana en todos los frentes de lucha contra el gobierno ilegitimo, antipopular y Golpista de Michel Temer.

Son trincheras en los campos, en las carreteras, plazas y fábricas en la lucha contra el golpismo y por el restablecimiento de la soberanía popular.

¡Ningún paso atrás! ¡Golpistas no pasarán!

Dirección Nacional del MPA

Este artículo está disponible en