Apoya la Declaración de los Derechos de las Campesinas y de los Campesinos!

Puede apoyar on line la Declaración de los Derechos de las Campesinas y de los Campesinos!

La Vía Campesina invita a todo(a)s las organizaciones, grupos, autoridades públicas, individuos a apoyar la adopción de la Declaración de los Derechos de lo(a)s Campesino(a)s por el Consejo de Derechos Humanos.
Si están de acuerdo con dicha iniciativa y si apoyan la Declaración de los Derechos de lo(a)s Campesino(a)s propuesta por Vía Campesina, pueden firmar on line y unirse al movimiento!

Cliquear  aquí para leer la Declaración
Cliquear aquí para firmar

La lucha de La Vía Campesina por los derechos de los campesinos y de las campesinas

Casi la mitad de la población mundial son campesinos/as y pequeños agricultores, y los alimentos que estos producen son el eje central de la vida de la gente. La agricultura no es solo una actividad económica más, sino que también significa vida, cultura y dignidad para todas nosotras y nosotros.

Aun así, campesinos y campesinas de todo el mundo se ven obligados a luchar en defensa de su derecho a alimentarse y a alimentar a sus comunidades. Todos los años, miles de líderes campesinos son arrestados en su empeño por conservar la tierra, el agua y los recursos naturales, su empeño por preservar la vida. Hechos como masacres, asesinatos extrajudiciales, arrestos y detenciones arbitrarias, y persecución y hostigamiento político son comunes.

Las familias rurales pobres representan un 75% de la población que sufre hambre endémica. Los índices de analfabetismo aumentan en las áreas rurales, la atención sanitaria y los servicios públicos se están desvaneciendo y la pobreza se propaga. Las mujeres y los niños son los más afectados y la discriminación contra las mujeres impone una doble carga sobre sus hombros.

La violación de los derechos de las campesinas y de los campesinos ha crecido dramáticamente con la liberalización de la agricultura, lo que ha forzado a los campesinos y las campesinas a producir para la exportación y los ha forzado a entrar en un modelo de producción industrial. Instituciones internacionales como la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Fondo Monetario Internacional (FMI), y el Banco Mundial, o los Tratados de Libre Comercio (TLC) obligan a las campesinas y a los campesinos a seguir ese camino. El campesinado está desapareciendo masivamente en todo el mundo, y un puñado de grandes empresas transnacionales se han hecho con el control sobre la producción y la comercialización de alimentos (desde la producción de semillas hasta las grandes cadenas de supermercados). Los gobiernos y las instituciones internacionales han desarrollado políticas para apoyar los agro negocios y desmantelar la agricultura campesina. Los alimentos han quedado en manos de especuladores, lo que ha derivado en la crisis alimentaria actual.

Por un marco legal adecuado

Existen ya algunos mecanismos y leyes dirigidas a proteger los Derechos Humanos, como por ejemplo el Pacto Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC). Aún así, son limitados, especialmente en lo que respecta a los derechos específicos de los campesinos y de las campesinas. Igualmente, la Carta del Campesino, producida por la ONU en 1979, tampoco ha sido capaz de proteger a los pequeños agricultores de la políticas internacionales neoleberales. Tampoco ninguna de las demás convenciones internacionales que incluyen derechos de los campesinos han sido suficientes. Entre ellas se encuentran las siguientes: Convención 169 de la Organización Inernacional del Trabajo, la Cláusula 8-J de la Convención sobre Biodiversidad, el punto 14.60 de la Agenda 21, y el Protocolo de Cartagena.

Es por todo lo anterior que La Vía Campesina lleva haciendo campaña desde el 2000 para crear un instrumento dentro de la ONU que respete, proteja, complete y promueva los Derechos de las Campesinas y de los Campesinos. Nosotros también promovemos el desarrollo de mecanismos legalmente vinculantes a nivel local, regional, provincial y nacional que garanticen la protección de los Derechos de las Campesinas y los Campesinos. La larga lucha por la adopción de convenciones internacionales va de la mano con la lucha en la tierra, en nuestros campos, en la realidad de nuestra vida cotidiana.

Como primera etapa para la adopcíon de una Convención sobre los derechos de los Campesinas y los Campesinos por el Consejo de Derechos Humanos, pedimos, para antes del fin de año, la adopción de una Declaración por el Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de  Jean Ziegler, miembro del Comité Asesor.

Como ha manifestado La Vía Campesina en su propria Declaración sobre los Derechos de las Campesinas y los Campesinos, los derechos de las campesinas y los campesinos consisten principalmente en (1) el derecho a la vida y a un nivel de vida digno; (2) el derecho a la tierra y al territorio; (3) el derecho a las semillas y al saber y las práctica agrícolas tradicionales; (4) el derecho a los medios de producción agrícola; (5) el derecho a la información y a la tecnología agrícola; (6) la libertad para determinar el precio y el mercado para la producción agrícola; (7) el derecho a la protección de valores en la agricultura; (8) el derecho a la diversidad biológica; (9) derecho a preservar el medio ambiente; (10) la libertad de asociación, opinión y expresión; y (11) el derecho al acceso a la justicia.

Este artículo está disponible en