Apertura del VII Congreso Continental de la CLOC – Vía Campesina

Campesinado latinoamericano pronuncia su solidaridad con Cuba ante recrudecimiento de bloqueo económico de Estados Unidos.

“Desde nuestros territorios unidad, lucha y resistencia por el socialismo y la soberanía de los pueblos” es la consigna de este VII Congreso en el que participan 400 personas, entre delegadas/os de toda América Latina y el Caribe, representantes de Rumania, Congo, Nepal y Norteamérica de La Vía Campesina, además de invitados y aliados de distintos países.

Elsa Nury Martínez de Fensuagro – Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria de Colombia, integrante de la Comisión Política de la CLOC y referente continental de la Via Campesina recordó que el congreso se realiza en Cuba “porque este país es un faro que ilumina América Latina.

“Desde la CLOC reafirmamos el caminar que tenemos en la construcción del socialismo en la Coordinadora; reafirmamos la lucha por la soberanía alimentaria y por la reforma agraria integral y popular, sabiendo que no podemos hacer eso sin la unidad de los pueblos”.

Nury valoró la recorrida que las delegaciones e invitadas/os hicieron el 27 de junio por Cooperativas de Servicios (CSS) y de Pequeños Agricultores (CPA) de la ANAP en las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque. Las mismas fueron creadas desde la repartición de tierras a campesinos que comenzó tras la aprobación de la primera ley de Reforma Agraria firmada por Fidel Castro el 17 de mayo de 1959 en Cuba.

“Pudimos ver qué es el Socialismo”, dijo la referente campesina colombiana, sobre las experiencias de las fincas que integran las cooperativas, donde el objetivo principal es producir alimentos saludables para garantizar la alimentación a la población cubana -e incluso abastecer a los hoteles en las principales zonas turísticas. La producción de frutas y hortalizas es comprada por el Estado para distribuir a todo el país. Inclusive están pensando en poder exportar algunos productos, a través de los acuerdos comerciales que lleva adelante el gobierno de Miguel Díaz Canel, como parte de la estrategia para sortear el recrudecimiento del bloqueo económico de Estados Unidos a la isla.

“La Reforma Agraria en Cuba erradicó todos los males que padecía el campesinado”, dijo el presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños – ANAP, Rafael Santiesteban Pozo, al dar la bienvenida a las delegaciones presentes en el centro de convenciones El Laguito, refiriéndose a los abusos, desalojos, hambre, desnutrición y explotación que sufrían campesinos y campesinas antes de la Revolución.

La Ley de Reforma Agraria permitió hace 60 años entregar títulos de tierras a más de cien mil familias y mejorar las condiciones de vida del campesinado, a través de la atención a la salud, construcción de escuelas y carreteras, acceso a seguro social, créditos blandos y pensiones entre otras medidas. Además de expresar toda la solidaridad con Cuba, la CLOC abordará el fortalecimiento de la unidad entre las distintas organizaciones y países, la construcción desde una perspectiva feminista campesina y popular y la reforma agraria por la soberanía alimentaria y la agroecología en todo el continente.

Rafael consideró a la CLOC como “una fuerza social movilizadora a nivel de todo el continente”. El presidente de la asociación de campesinos cubanos remarcó que en hay que tomar la Declaración de Derechos Campesinos aprobada a fin de 2018 en Naciones Unidas como un: “Instrumento fundamental para defender nuestros derechos”.

Revisa la galería de imágenes en este link: bit.ly/2xiseNH

Este artículo está disponible en