Alberto Gomez en Durban: Tenemos que estar

Radio Mundo Real

La Vía Campesina movilizada en Durban durante negociaciones de clima de la ONU

El movimiento internacional Vía Campesina está demandando en la ciudad sudafricana de Durban que la agricultura quede fuera de la mesa de negociaciones multilaterales de clima y que haya un acuerdo que obligue a las naciones industrializadas a recortes de emisiones drásticos.

Los campesinos están convocando a una marcha el 5 de diciembre en Durban para promover la agricultura campesina, agroecológica y por soberanía alimentaria.

“Nos preocupa el Protocolo de Kioto, no ha servido, no está sirviendo para las reducciones de emisiones”, dijo a Radio Mundo Real el mexicano Alberto Gómez, uno de los principales dirigentes de La Vía Campesina a nivel internacional.

“Debe haber una obligatoriedad a los países industrializados a reducir sus emisiones y eso tiene que ser en otro convenio. Es que necesitamos un acuerdo donde las metas sean muy claras, el piso 30 por ciento de reducción de emisiones (con respecto a los valores de 1990), de ahí para arriba”, explicó el dirigente. “Si no hay eso no funciona, no nos sirve, y un acuerdo vinculante que flexibiliza, donde no hay compromisos y que va a provocar un incremento de la temperatura de dos, tres, cuatro grados, no sirve para la Humanidad”, agregó en referencia al Protocolo de Kioto.

Los campesinos prefieren que no haya acuerdo en Durban antes de que haya uno “malo” y reivindican las demandas del “Acuerdo de los Pueblos”, surgido de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, realizada en abril de 2010 en Cochabamba, Bolivia.

El Acuerdo de los Pueblos reclama a los estados desarrollados que se comprometan con metas cuantificadas de reducción de emisiones para el segundo Período del Protocolo de Kioto (2013-2017), y estipula que esas reducciones deben ser de al menos 50 por ciento, con 1990 como año de referencia. El objetivo es limitar el incremento de la temperatura media global a un nivel máximo de 1°C, agrega. El documento también señala que los países industrializados deben reconocer y honrar su deuda climática en todas sus dimensiones, entra tantas otras cosas.

En la entrevista con Radio Mundo Real, Gómez manifestó su preocupación ante la posibilidad de que la agricultura esté en la mesa de negociaciones de la COP de Clima y de que se extiendan los mercados de carbono a esa actividad productiva. “Es grave, es peligroso”, dijo el dirigente, que subrayó la bandera de La Vía Campesina de la agroecología, por su importancia en la lucha contra el cambio climático y “como una etapa más avanzada de nuestra agricultura campesina”.

Gómez se lamentó de que “la mayoría de los gobiernos de los países del Sur siguen siendo administradores de los intereses de las grandes potencias y las corporaciones transnacionales”. “Tendremos que hablar fuerte, muy fuerte, buscar distintas maneras, para que entiendan que efectivamente necesitan discutir soluciones reales. La agricultura campesina es una alternativa siempre, es una solución real, y no debe estar arriba de la mesa para buscar cómo hacer más negocios”, consideró.

Según datos del dirigente mexicano, más del 50 por ciento de los alimentos de mundo son producidos por campesinos y de forma sustentable. “Nos gusta cuidar nuestros suelos”, dijo, y agregó que “no somos una carga del pasado, somos necesarios, somos una reserva para el futuro de la Humanidad con ese tipo de agricultura que no daña los suelos”.

Gómez evaluó que La Vía Campesina ya logró instalar con fuerza el concepto político de soberanía alimentaria y que precisa ahora presionar en cada país para que se implementen políticas públicas concretas, que promuevan la agricultura campesina, hagan posible esa soberanía alimentaria y garanticen los derechos campesinos. “Ahora precisamos que en países progresistas donde haya sensibilidad a la lucha campesina se entre en un proceso de debate, de discusión, que nos permita construir políticas de Estado para la soberanía alimentaria”, dijo. El dirigente señaló que ya se ha manifestado esta necesidad a algunos gobiernos y que espera que “no se tarden más”.

Este artículo está disponible en