Portugal: “No hay disculpas para retrocesos” valorizar a las Mujerxs Agricultoras y Rurales para promover la Producción Nacional

La Asociación de Mujexs Agriculturas y Rurales Portuguesas – MARP, analiza con preocupación la situación actual y, en particular, los impactos en la vida de las mujeres agricultoras y rurales. Las políticas no son nuevas y las consecuencias no son diferentes.

Reafirmamos el derecho a producir y a una alimentación de calidad, lo que requiere la apreciación de los precios de producción y las oportunidades de salidas productivas como la valorización de mercados y ferias, lugares privilegiados para la venta de productos agrícolas y factores de producción, fundamentos de la Agricultura Familiar, y actividades a menudo proporcionadas por mujeres.

Además, el trabajo de las mujeres (en el campo, en el hogar y en la vida) a menudo se vuelve invisible y, por lo tanto, muy precario, con enormes impactos en la garantía de una vida digna. Por ejemplo, para acceder a la jubilación, ya que los descuentos de la seguridad social suelen quedar relegados a un segundo plano (debido a dificultades económicas). Es importante crear un sistema de seguridad social adaptada a la realidad de las mujeres agricultoras y la población rural que nos ayude a salir de una situación de vida profundamente precaria.

Para seguir produciendo y viviendo en el mundo rural es necesario garantizar condiciones de acceso a los servicios públicos que deben garantizarse a todxs. En este momento único de nuestra historia colectiva, ya no podemos admitir que los servicios de salud cierren y que todavía haya escasez de médicos, ni que la apuesta por una “escuela a distancia” agravará las desigualdades (falta de infraestructuras de comunicación) y agravará la jornada laboral por la multiplicidad de tareas que se requieren, muy particularmente para las mujeres – sí, el trabajo en el campo no se puede aplazar, y eso resulta en un factor diferenciador en el desarrollo de nuestrxs hijxs.

La escuela es un lugar de igualdad e inclusión. Vinculado a la suspensión de las actividades docentes, se asocia la limitación del transporte público en lugares más remotos. El acceso al transporte es un derecho fundamental de la población para garantizar condiciones básicas de vida (alimentación, farmacia, consultas, pagos, …). La realidad de su suspensión se suma a las facturas de los hogares por necesidades de movilización.

La realidad aquí da razón a la continuación de la actividad de MARP y sustancia al lema “43 años, siempre con lxs agricultores” de nuestra Confederación, la CNA, que celebra en este mes de febrero (26) 43 años de existencia. Es importante recordar que en ese célebre día, muchas mujeres también afirmaron el valor de la organización de Lavoura en contribuir a la producción nacional y al progreso del país, por lo que la MARP felicita a todas ellas, quienes a lo largo de estos 43 años se han dedicado a el movimiento de pequeños y medianos agricultores y en la construcción de organizaciones en respuesta a las necesidades más urgentes del Cultivo Nacional.

El 8 de marzo celebramos el 111 aniversario del Día Internacional de la Mujer, día histórico y símbolo de la lucha emancipadora de las mujeres instituida en 1910 a propuesta de Clara Zetkin, con grandes manifestaciones en varios países exigiendo derechos políticos, mejores salarios y condiciones de vida. Al igual que en esa época, las mujeres celebraron este año el Día Internacional de la Mujer, con un profundo sentido de solidaridad con las mujeres que luchan contra las consecuencias de la pandemia en sus vidas, contra la desigualdad, la discriminación y la violencia, por la igualdad, el progreso y la igualdad.

Por ello, MARP estará presente y apoyará las celebraciones del Día Internacional de la Mujer – 7 de marzo (Oporto) y 13 de marzo (Lisboa) – bajo el lema “No hay excusa para los retrocesos – para vivir los derechos, para superar la violencia”. Cumpliendo y respetando cuidadosamente todas las recomendaciones de salud, sacaremos a la calle las demandas de los agricultores y mujeres rurales portuguesas de “sembrar esperanza, cultivar derechos para vivir mejor”.

1 de marzo de 2021

Fuente: https://www.cna.pt/

Este artículo está disponible en