“Para La Vía Campesina nuestra alternativa de lucha es la Agroecología Campesina y Popular, en contraposición al modelo de producción industrial”

VII Congreso de Socla – Ecuador 2108.

Desde ayer hasta el próximo 5 de Octubre se realiza el VII Congreso de Sociedad Científica Latinoamericana de Agroecología, Socla, en  la ciudad de Guayaquil, Ecuador.  Este evento convoca al sector académico, estudiantes y organizaciones sociales de América Latina para debatir y compartir avances científicos y experiencias concretas sobre Agroecología.

Durante el acto de apertura se realizaron varias conferencias magistrales; entre ellas la de Rilma Román de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, ANAP  de Cuba, quien intervino  a nombre de La Vía Campesina afirmando desde su inicio “la agroecología la construyen los pueblos, la agroecología tiene un sujeto social y son lxs campesinxs del mundo”.

Como punto de partida, Rilma hizo una revisión de la coyuntura en la región para entender en qué contextos se esta construyendo agroecología, en sus  palabras “el panorama político y social de América Latina y el Caribe en la actualidad es sombrío y complicado en la mayoría de los países; pues en su necesidad de supervivencia, el capitalismo se comporta de manera depredadora con la sociedad y la naturaleza, y es en este contexto donde tenemos el desafío de masificar la agroecología”  señaló.

Asimismo, durante su exposición agregó “la agroecología es política, cuyo objetivo es alcanzar la Soberanía Alimentaria de los Pueblos, fortaleciendo y  reconstruyendo los sistemas alimentarios locales, para esto es fundamental garantizar una Reforma Agraria Popular; articulando un nuevo modelo de relaciones económicas y sociales basadas en la dignidad, la solidaridad y la ética” continuó.

Para La Vía Campesina la agroecología se define como un conocimiento milenario, una práctica los pueblos originarios, que genera saberes locales, que reconoce el valor de la identidad campesina e indígena como sujeto de la agroecología, que fortalece la economía local promoviendo la justicia social y que nace de una necesidad sentida de los pueblos.

Durante su intervención también reconoció la importancia de la aprobación en el Consejo de Derechos Humanos la Declaración de Derechos Campesina en la ONU, según Rilma “esta herramienta es clave frente a la alta  concentración del poder político, económico y comunicacional en pocas manos; que trata de imponer un  sistema industrial de producción, controlar la comercialización y consumo de alimentos; sumado a una sistemática violación a los Derechos Humanos y una alta criminalización de líderes sociales, y una clara ausencia de políticas públicas que promuevan y aseguren la producción sostenible y el acceso a alimentos saludables”.

En ese sentido, para La Vía Campesina la alternativa de lucha es la Agroecología Campesina y Popular,  que se contrapone al modelo de producción industrial. “Por eso seguimos luchando por defender nuestros derechos: a la tierra y al territorio, a las semillas, a la biodiversidad y recursos naturales para seguir cultivando alimentos sanos y accesibles  para los pueblos” concluyó.

 

140 Compartir