|

Organizaciones de la sociedad civil y de derechos humanos exigen que la comunidad internacional tome medidas urgentes por Samer Al Arbeed

Varios movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil, incluyendo La Vía Campesina, han pedido a la comunidad internacional en una carta abierta (abajo) que tome medidas urgentes en el caso de Samer Al-Arbeed, quien fue brutalmente torturado por las fuerzas israelíes.

A la atención de:

  • Comité Internacional de la Cruz Roja
  • Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.
  • Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad
  • Servicio Europeo de Acción Exterior
  • Miembros del Parlamento Europeo

Referencia : Uso de tortura, trato cruel e inhumano por parte de las fuerzas israelíes en el caso de M. Samer Al-Arbeed.

Como sociedad civil y organizaciones de derechos humanos, nos han indignado enormemente los actos de tortura sufridos por Samer Al Arbeed, en el centro de detención de Al Mascobiyya en Jerusalén. Estos abusos ocurrieron entre el día de su arresto, el 25 de septiembre, y su ingreso al hospital en estado crítico tres días después. Las fuerzas israelíes han acusado insistentemente al Sr. Arbeed de estar involucrado en una explosión cerca del asentamiento de Dolev en Cisjordania que tuvo lugar en agosto, resultando la muerte de una niña adolescente. Aunque hasta el momento no se han proporcionado pruebas sobre estas acusaciones y aunque se le negó a M. Arbeed el acceso a un abogado, el ejército israelí actúa como si se hubiera demostrado la culpabilidad de M. Arbeed.

Estamos impactados por la brutal tortura del Sr. Arbeed por parte de la Agencia de Seguridad Israelí. El uso de la tortura no puede justificarse en ninguna circunstancia.

Cabe señalar que la tortura está prohibida en virtud de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (UNCAT), que fue adoptada en 1948 y entró en vigor en 1978. La UNCAT establece que no existen «circunstancias excepcionales en absoluto, ya sea un estado de guerra o una amenaza de guerra» que se puedan invocar como justificación de la tortura, estableciendo así una norma obligada reconocida internacionalmente contra la tortura incluso en circunstancias imperiosas relacionadas con la lucha contra el terrorismo. Del mismo modo, el uso de la tortura para obligar a los prisioneros y prisioneras a incriminarse a sí mismos es una violación del derecho internacional (artículo 15 de la UNCAT y el artículo 12 de la Declaración de la Asamblea General de 1975), así como el uso de pruebas potenciales obtenidas mediante la tortura en cualquier procedimiento. Además, según el Estatuto de Roma, los artículos 8 y 7, la tortura equivale a un crimen de guerra y, cuando es sistemática y generalizada, a un crimen de lesa humanidad.

Es aún más preocupante ya que estas prácticas fueron, a priori, autorizadas por un «órgano judicial», pero también fueron ocultadas por los perpetradores. Además, vale la pena recordar las reglas básicas del derecho penal que establecen que toda persona se presume inocente hasta que se pruebe su culpabilidad. Esta es la base de todos los sistemas de justicia penal y todas las personas sospechosas deben ser vistas desde el ángulo de la inocencia hasta que se prueben los casos en su contra.

Es así que, como sociedad civil, solicitamos de la forma más seria y responsable :

1. Que la Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad tome medidas inmediatas y efectivas para garantizar la seguridad de Samer Al Arbeed.  En particular, la pertinencia de hacer una declaración pública para exigir su liberación y de investigación seria y profunda sobre el caso de su tortura;

2. Que la Unión Europea excluya al Ministerio de Seguridad Pública de Israel -que incluye a la policía israelí, responsable de prácticas de detención ilegal y tortura rutinaria- de los Programas de Investigación financiados por la UE hasta que Israel cumpla con el derecho internacional;

3. Que los Estados miembros de la UE, el Comité Internacional de la Cruz Roja y los comités especializados de la ONU tomen medidas para presionar al Estado potencia ocupante Israel para que libere a M. Al Arbeed y se asegure que recibe tratamiento médico completo y detenga el crimen de tortura en curso;

4. Que el Comité Internacional de la Cruz Roja abra una investigación inmediata y asigne un comité médico para investigar la tortura de M. Al Arbeed;

5. Que el Secretario General de las Naciones Unidas y el resto de los comités y agencias de las Naciones Unidas desarrollen todos los procedimientos y medidas necesarias y disponibles en aras de poner fin a la práctica israelí de tortura y malos tratos en el territorio palestino ocupado. Por otro lado, que tome medidas inmediatas para hacer responsable a las autoridades de ocupación israelíes por sus crímenes;

6. A las Altas Partes Contratantes que tal y como se establece en el Cuarto Convenio de Ginebra se hagan responsables a los autores de tortura como se describe en los artículos 146 y 147;

Desafortunadamente, el caso de M. Arbeed es el resultado de métodos comunes y sistemáticos en los centros de detención israelíes, que reflejan políticas de ocupación, ilegales y arbitrarias y que constituyen crímenes contra la humanidad. Los informes indican que 221 personas detenidas palestinas han muerto en las cárceles israelíes desde 1967, incluidos 73 como resultado de la tortura.

Sinceramente,

  1. Mundubat – Eneko Gerrikabeitia, Président
  2. Coordination Européenne des Comités et Associations pour la Palestine – Michel Legrand, Président
  3. La Via Campesina – Elizabeth Mpofu, Coordinatrice Générale
  4. Coordination Européenne de La Via Campesina – Paula Gioia, Membre du Comité de Coordination d’ECVC
  5. Mouvement Internationale de la Réconciliation – Section de France, Marlène Tuininga
  6. Amis de La Terre International – Karin Nansen – Présidente
  7. Broederlijk Delen (Belgique) – Katelijne Suetens
  8. Voix juives pour la Paix (Allemagne) – Iris Hefets
  9. Union Juive Française Pour La Paix (UJFP), André Rosevègue, membre
  10. The Israeli Committee Against House Demolitions (Finland) – Syksy Rasanen
  11. FIAN International – Sofía Monsalve, Secrétaire Générale
  12. Projet des Travailleurs Agricoles aux Frontières – Carlos Marentes
  13. L’autre syndicat – Philippe Sauvin
  14. Fédération Bengalaise des Travailleurs Agricoles (BAFLF) – Abdul Mazid, Secrétaire Général
  15. Mouvement pour la Réforme Agricole et Agraire – Chintaka Rajapakse
  16. Plantation Movement – S. T. Ganeshalingam
  17. Forum des Paysans de Lanka – Ranjit Senarathne
  18. Mouvement Populaire pour les Droits Fonciers des Communautés de Plantation
  19. Grassroots International – Chung-Wha Hong, Directeur Exécutif
  20. BIZILUR – Association pour la Coopération et le Développement des peuples – Miren Zufiaurre Astigarraga – Présidente
  21. Alliance Progressive de Californie
  22. Pakistan Kissan Rabita Committee – Farooq Tariq, Secrétaire Général
  23. Association France Palestine Solidarité (AFPS) – Bertrand Heilbronn, Président
  24. Campagne de Solidarité avec la Palestine UK – Ben Jamal, Directeur
  25. Global Justice (UK) – Nick Dearden
  26. Cultura è Libertà (Italie)– Alessandra Mecozzi
  27. Campagne Belge pour le Boycott Académique et Culturel d’Israel – Herman De Ley
  28. Association des Droits Palestiniens (Slovenie) – Nada Pretnar
  29. Association belgo-palestinienne (ABP) – Pierre Galand, Président
  30. Société d’Amitié Finlandais-Arabe – Ilona Junka, Présidente
  31. Women im Black (Autriche) – Angela Waldegg
  32. Groupe de Recherche sur les Nouvelles Armes (Italie) – Andrea Balduzzi
  33. Association des Universitaires pour le Respect du Droit International en Palestine (L’AURDIP) – Hasna Abid
  34. Red Jubileo Sur Américas – Sandra Quintela
  35. Centre Palestine DocP, Pays Bas – Sonja Zimmermann, Président
  36. Ecologistes en Action- Espagne– Tom Kucharz
  37. BDS Berlin
  38. Initiative pour une paix juste au Moyen-Orient – Slovaquie