Derechos humanos

Brasil: Militantes del MST en Paraná reciben la libertad provisional después de seis meses

Sin Tierras habían sido encarcelados durante la llamada “Operación Castra”, en noviembre de 2016, en la misma operación que la invasión ilegal de la Escuela Nacional Florestan Fernandes.

Trabajadores Sin  Tierra celebran la libertad concedida este miércoles por la justicia de Paraná.

(18 de Mayo de 2017) Después de seis meses de lucha, el MST en Paraná vive una gran victoria. Este miércoles (17) la jueza de Quedas do Iguaçu, Ana Paula Menon, revocó la prisión preventiva y concedió la libertad provisional a los siete presos políticos del MST que se encontraban encarcelados en las penitenciarías de Cascavel y Laranjeiras do Sul. Desde noviembre de 2016, los siete campesinos del MST se encontraban detenidos a raíz de una acción truculenta de la policía bautizada “Castra”, donde el principal objetivo era criminalizar liderazgos de los Campamentos Dom Tomás de Balduíno y Herdeiros da Luta pela Terra.

“Es una victoria importante porque se prueba que las detenciones eran ilegitimas y se reconoce que no hay ninguna prueba en los autos del proceso que criminalizan a nuestros compañeros. En realidad la operación fue un carnaval producido por la prensa con el objetivo de criminalizarnos”, dice Diego Moreira de la Coordinación Nacional del  MST.

Al largo de los meses en los que se encontraban encarcelados, se lanzó una campaña de solidaridad compartiendo el entendimiento de que las detenciones no son más que expresiones de la profundización de la represión contra los movimientos sociales del campo.

Entienda el caso:

Fabiana Braga, una de las presas políticas, ya en libertad.

Desde mayo de 2014, aproximadamente tres mil familias acampadas ocupan las áreas que fueron apropiadas ilegalmente por la empresa Araupel. Esas áreas fueron declaradas como áreas de apropiación ilegal, y por lo tanto la Justicia Federal las reconoció como tierras públicas. Es decir, tierras pertenecientes a la Unión y que tienen que ser destinadas a la Reforma Agraria.

La empresa Araupel, que constituye un poderoso imperio económico y político, utilizándose de la apropiación ilegal de tierras públicas y del uso constante de la violencia contra los trabajadores rurales y poseedores de parcelas de tierras, muchas veces actúa en conjunto con el aparato policial civil y militar.

Esta acción es parte de la continuidad del proceso histórico de persecución y violencia que el MST está sufriendo en varias provincias, entre ellas en Paraná. El 7 de abril de 2016, en las tierras apropiadas por Araupel, las familias organizadas en el Campamiento Dom Tomás de Balduíno fueron víctimas de una emboscada realizada por la Policía Militar y por guardias de seguridad contratados por la Araupel.

En este ataque, donde se dispararon más de 120 tiros, ocurrió la ejecución de Vilmar Bordim y de Leonir Orback e inumerables personas resultaron heridas  por los disparos. En 1997, en este mismo latifundio, pistoleros de la Araupel en otra emboscada asesinaron a dos trabajadores Sin Tierra. Ambos casos permanecen impunes.

“El proceso continua pero ahora, con los compañeros en libertad, creemos que tenemos más condiciones para avanzar en el proceso de liberación y reconocimiento de la inocencia definitiva de todos”, resaltó Moreira.

Escrito por: Comunicación MST/PR

Editado por: Leonardo Fernandes

Traducido por: Amanda Verrone

 

Información adicional