Europa : ¿Intento de debilitar otra vez la reforma de la PAC?

El Consejo de los ministros y el Parlamento europeo quieren debilitar una propuesta de reforma que ya resulta decepcionante frente a los desafíos. Sin embargo en ello se juega el futuro de los/las campesinos/as, de la alimentación de los ciudadano/as/contribuyentes, de los territorios y del medio ambiente.

La propuesta legislativa de la Comisión Europea, dentro del marco destructor de desregulación de los mercados , ha propuesto algunas inflexiones positivas de la futura PAC alrededor de los objetivos de seguridad alimenticia, de gestión durable de los recursos y de desarrollo equilibrado de los territorios.

En efecto, la seguridad alimenticia se ha transformado rápidamente y se ha convertido en la necesidad de mejorar la competitividad de las empresas (!), pero la Comisión ha propuesto topes y una mejor distribución de los pagos directos entre Estados miembros y dentro de cada Estado miembro, medidas obligatorias en favor del medio ambiente, y el hecho de tener en cuenta a las pequeñas granjas.

Durante la Audiencia donde fueron presentadas las propuestas planteadas por los portavoces de la Comisión agrícola del Parlamento europeo entre el 18 y el 19 de junio, la Coordinación Europea Vía Campesina (ECVC) constata los puntos siguientes :

« Así como lo hace el Consejo de los ministros, el Parlamento europeo parece dedicarse a debilitar las propuestas », declara Geneviève Savigny, miembro del Comité de coordinación de ECVC.

Sin embargo, ECVC saluda el coraje político de Michel Dantin, portavoz para la parte « mercados », quien se inclina hacia más regulación de los mercados y de las filiales. En efecto, la regulación es la prevención frente a los problemas y a la volatilidad de los precios, y resulta mucho mejor que los seguros, que actúan después las crisis y corren el riesgo de provocar un alto costo a los contribuyentes y a los campesinos/as.

Pero, ECVC percibe negativamente las propuestas del portavoz sobre los « pagos directos » para suprimir el tope para las sociedades y cooperativas, para desacelerar la convergencia de los pagos directos a nivel nacional, tornar facultativo para los Estados el pago específico a las pequeñas explotaciones, disminuir la importancia de la eco-responsabilidad al obligar sólo a un 30% de los pagos directos y al excluir la eco-responsabilidad de las certificaciones nacionales sujetas a sanción.

En lo que respecta al « desarrollo rural », el portavoz conserva en ese pilar seguros riesgos que no tienen nada que ver con el desarrollo rural. Torna posible un co-financiamiento de los programas totalmente privado, que corre el riesgo de someter a las regiones pobres a lógicas financieras alejadas del interés público.

La Coordinación Europea Vía Campesina espera que los representantes elegidos por nuestras democracias tengan en cuenta las expectativas de los ciudadanos/as para reencauzar la PAC hacia las necesidades y, en primer lugar, hacia el acceso a una alimentación sana y durable para todos/as, hacia el respeto por el medio ambiente, la preservación del empleo agrícola y rural.

Contacto : Geneviève Savigny +33625551687

Este artículo está disponible en