Derechos Humanos

COMUNICADO DE PRENSA

Las violaciones de los Derechos Campesinos durante los programas de Rehabilitación de las Víctimas del Tsunami son emblemáticas de las violaciones que sufren regularmente los campesinos y campesinas alrededor del mundo.

La Vía Campesina publica su segundo informe anual sobre las Violaciones de los Derechos Campesinos  durante la 61ª sesión de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Ginebra, 4 de abril del 2005

La Vía Campesina se dirige al público de la ciudad de Ginebra con la ocasión de la 61ª sesión de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, para hacer hincapié en la gravedad de la problemática sobre las violaciones de los derechos humanos que el campesinado afronta en el mundo entero. Desde el 2004, la Vía Campesina publica un informe anual sobre las violaciones de los derechos campesinos en diferentes partes del mundo, enfatizando los casos más importantes y las formas típicas en que éstas violaciones son cometidas.

La Vía Campesina comienza hoy en día un evento paralelo dentro de la Comisión de Derechos Humanos presentando la documentación de los enormes problemas que la catástrofe del Tsunami ha causado entre aquellos y aquellas que ya sufrían los desastrosos efectos de las políticas de desarrollo mal orientadas en los países afectados, con una negligencia a los intereses y necesidades de los/las campesinos/as y otros grupos marginalizados de la sociedad. La rehabilitación y la reconstrucción deben respetar y defender el principio de la soberanía alimentaria, asegurando el reparto de alimentos seguros y saludables, libres de Organismos Genéticamente Modificados, producidos de preferencia en las localidades y no importados, y teniendo en cuenta los gustos y las preferencias culturales y sociales en cada región. El trabajo de rehabilitación ha frecuentemente contribuido o conducido a violaciones contra los derechos humanos de campesinos/as, incluyendo a pescadores en regiones costeras, comunidades costeras sin derechos a la tierra o a los recursos costeros y campesinado desalojado de sus tierras tradicionales. Los planes de reconstrucción conducen a menudo a programas de tierra asistidos por el mercado, donde muchas de las víctimas de estas violaciones son particularmente gente pobre, mujeres y niños.

Este nuevo informe sobre las violaciones de los derechos campesinos incluye casos muy graves en Argentina, Bangladesh, Brasil, Colombia, India, Indonesia, Filipinas y Sudáfrica. El campesinado que lucha por su derecho a la tierra y por el acceso a los recursos, así como por sus derechos económicos sociales y culturales se esta viendo enfrentado al mismo tiempo a un incremento alarmante de persecución política, amenazas personales y asesinatos. El informe documenta casos de todos estos países donde campesinos y campesinas afrontan desalojos forzados de sus tierras y situaciones donde su derecho por un acceso a los recursos productivos se ve negado. A su vez, el informe presenta casos de violaciones de los derechos civiles y políticos. El movimiento de los sin tierra de Brasil, MST, informa por ejemplo, que solamente en el estado brasilero de Para, 759 trabajadores rurales y lideres sindicales han sido asesinados durante los últimos años. Muchos de los casos de Indonesia muestran cuan grandes y poderosos pueden ser actores económicos como las empresas multinacionales que expulsan ilegalmente a los campesinos y campesinas de sus tierras comunales. En uno de los casos, en el sur de Sulawesi, 6 campesinos fueron asesinados, 27 heridos y muchísimos mas fueron arrestados el año anterior. Pacho, un líder campesino colombiano, se encuentra en prisión en Bolivia, acusado de terrorismo y narcotráfico.

El creciente movimiento mundial de campesinos y campesinas, La Vía Campesina, exige por lo tanto la concertación de nuevos instrumentos internacionales legislativos que reconozcan los derechos humanos de los/las campesinos/as. La Vía Campesina esta promoviendo el desarrollo de una Convención Internacional sobre los Derechos Campesinos, que deberá recoger las obligaciones de los actores nacionales e internacionales. Se deberán así mismo exponer las consecuencias negativas producto de una liberalización a ultranza y de unas políticas neoliberales impuestas sobre el sector campesino por las instituciones internacionales. Un ejemplo lo constituye el caso de la India, donde miles de campesinos/as se han suicidado. Es importante enfatizar la lucha por la reforma agraria y por el acceso a la tierra y a otros recursos productivos para los campesinos y campesinas en el mundo entero. La Vía Campesina reitera su exigencia por la liberalización inmediata de los líderes campesinos que actualmente se encuentran en prisión.

Este artículo está disponible en