Image

Cambio Climático: otro frente de lucha para el movimiento campesino internacional

La agricultura campesina sustentable puede contribuir a enfriar el planeta mediante la utilización de prácticas agrícolas que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero, y la utilización de energía en la producción. Esta es la posición que la Vía Campesina, el movimiento de agricultores más importante a nivel global ha llevado a la Conferencia sobre Cambio Climático en Bali.

{multithumb}Image

Según la Vía Campesina es necesario cambiar de forma radical las formas de producir, comercializar y consumir alimentos, bajo la concepción de que la agricultura sustentable a pequeña escala y el consumo local de alimentos pueden revertir la devastación ambiental actual y sustentar a millones de familias rurales y urbanas que actualmente no acceden a alimentos de calidad y cantidad suficientes.

Image

“Nosotros tenemos la capacidad de producir alimentos. El problema es que para los gobiernos es más fácil importarlos, producir monocultivos y grandes extensiones para la agroexportación y no para la alimentación humana”, dijo a Radio Mundo Real Ramiro Tellez, integrante nicaragüense de la Vía Campesina desde hace varios años.

Tellez es parte del equipo de apoyo técnico de la Campaña Global por la Reforma Agraria de la Vía Campesina y llegó a Bali para participar de las actividades de la “Aldea de la Solidaridad por un Planeta sin Calentamiento”, paralela a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 13) que se realiza en esta ciudad.

La Aldea es una iniciativa de la Vía Campesina y del grupo local Sindicato de Organizaciones Campesinas Indonesias, llevada adelante junto a organizaciones internacionales como Amigos de la Tierra y Focus on the Global South. Este viernes comenzaron las actividades con campesinos de diversos países como Sri Lanka, India, Timor Oriental, México y Brasil, entre varios otros.

¿Por qué en Bali?

“Los campesinos, especialmente los pequeños productores, son los primeros en sufrir los cambios climáticos. Los cambios en las estaciones traen consigo sequías inusuales, inundaciones y tormentas, destruyendo tierras de cultivo y las casas de campesinos. Ellos tienen que comodarse a nuevos patrones de clima, adaptando sus semillas y sus sistemas de producción habituales a una situación impredecible”, explica un documento difundido por la Vía Campesina.

Luego de su nacimiento en 1993, este inmenso movimiento social en el que confluyen pequeños y medianos productores, mujeres rurales, campesinos sin tierra e indígenas, de unos 60 países de Asia, África, Europa y América, está dando un paso político y estratégico fundamental en Bali, introduciéndose de lleno en la lucha global contra el cambio climático.

“Nosotros veíamos una destrucción del planeta, con la desaparición de muchas especies de flora y fauna, con el cambio total de la época de lluvias, aunque no la llamábamos ‘calentamiento global’”, explicó Tellez a Radio Mundo Real.

“Nuestro interés en Bali es conocer otras experiencias existentes en el mundo de lucha contra el cambio climático. El tema del calentamiento global hoy está tomando mucho auge en los medios de comunicación, pero desde hace rato el movimiento campesino señala este problema, aunque no hemos sido muy tomados en cuenta por las autoridades”, agregó el campesino nicaragüense.

Tellez explicó además que los representantes de las organizaciones de trabajadores rurales pueden aportar puntos de vista que los gobiernos no tienen por no conocer realmente la vida en el campo. “Los ministros de la mayoría de los gobiernos son profesionales de la ciudad, que pueden ser agrónomos, biólogos, pero no son gente que viene del campo, son profesionales hechos para trabajar en el campo”, dijo.

“Entonces, ¿cómo podemos esperar que esta gente que está en estas grandes convenciones pueda sacar alternativas reales de solución al problema que estamos viviendo?”, se preguntó el representante de Vía Campesina. “Además, hay cualquier cantidad de declaraciones, pueden ser muy positivas, pero ¿cómo se llega a la práctica, al territorio, a la comunidad, para que realmente eso que sacan en una declaración se aplique?”, agregó.

Tellez enfatizó que de ahí nace la necesidad del movimiento campesino internacional de buscar hacerse escuchar en los espacios de decisiones oficiales. “Para nosotros, como sector campesino y parte de la sociedad en general, nuestra presencia casi siempre en estos espacios es para
demostrar que hay otra alternativa y que no es un eslogan sino que es algo que está en la práctica”, empezó explicando.

“Basta con que esta gente que está en el Centro de Convenciones (donde se realiza la COP 13) vaya a cualquier grupo campesino, a cualquier organización campesina aquí en Indonesia o en cualquier parte del mundo, para que se den cuenta de que hay mucho trabajo desarrollado en materia de protección del planeta”, aseguró Tellez.

Sin terminología técnica: el cambio climático significa gente con hambre La presidenta de Amigos de la Tierra Internacional, Meena Raman, se lamentó en una de las actividades paralelas a la COP 13 de la terminología técnica utilizada para hablar de cambio climático. “El cambio climático es gente afectada, comunidades desplazadas, personas con hambre”, dijo Raman.

Tellez se refirió también a este punto. “Si nos remontamos al principio de la humanidad, el hombre cazaba, pescaba y producía en armonía con la naturaleza y todo el mundo comía. Pueden argumentar ahora que había menos población. Pero tampoco es la población la que está afectando el planeta”, dijo el representante de la Vía Campesina.

Explicó que los intereses económicos de las corporaciones transnacionales y de algunos gobiernos llevan a decir que hay que producir más alimentos porque hay más gente. “El problema no es la cantidad de gente, el problema son las tecnologías que están utilizando para producir esos alimentos”, evaluó Tellez. Agregó que las comunidades campesinas e indígenas siempre han producido suficientes alimentos y han vivido en armonía con la naturaleza.

Existe fuerza social y productiva: falta voluntad política

La Vía Campesina sostiene que los trabajadores rurales están capacitados para alimentar a toda la población mundial, afirmación por demás importante en un mundo en el que unas 850 millones de personas tienen hambre, según reconoce Naciones Unidas, y 18 000 niños mueren cada día por esa causa. Sin embargo, los campesinos necesitan mayor apoyo de los gobiernos nacionales para poder realizar su trabajo en buenas condiciones.

“Lo que pasa que es un problema político, que tiene que ver con la confrontación del modelo campesino, del modelo productivo en armonía con la naturaleza, con el modelo agroexportador, dependiente de agroquímicos, de productos externos al territorio en el que se cultiva”, consideró Tellez.

“Muchos dicen que nuestras semillas criollas ya no existen o no son productivas. pero entonces ¿cómo se explica que todavía hay alimentos como maíz o frijoles en Mesoamérica a pesar de que los campesinos no tienen financiamiento, asistencia técnica, ni hay investigación para mejoramiento tecnológico?”, se preguntó.

“Aunque los agricultores no tienen esas facilidades se sigue produciendo. Por eso decimos que tenemos la capacidad de producir”, enfatizó.

Tellez explicó además la sentencia de la Vía Campesina de que la agricultura campesina sustentable enfría el planeta. “Si la gente de la ciudad va al campo y ve una plantación de monocultivo, caña (de azúcar), banano, u otro cultivo, no va a ver nada más que eso, no hay una
protección de vegetales. En cambio, entras a una parcela campesina y allí tienes bosques, animales, una diversidad de cultivos y por lo tanto ahí la tierra no se está exponiendo directamente al calentamiento”, manifestó.

En esta línea, el representante de la Vía Campesina se refirió a la importancia de la producción orgánica, sin uso de agrotóxicos. Tellez manifestó: “Si nos vamos siempre a la historia, nuestros padres y nuestros abuelos tenían altas tasas de productividad por hectárea sin ningún producto químico. El manejo de la producción en armonía con la naturaleza te genera que ella misma te beneficie, hay muchas plantas que son repelentes de animales, de insectos, que controlan plagas”.

Finalmente, el campesino nicaragüense habló acerca de la Campaña Global por la Reforma Agraria de la Vía Campesina. Explicó que se trata de un espacio para buscar cómo resolver el problema del hambre. Pero, “¿cómo podemos erradicar el hambre y la pobreza si en el mundo hay una mala distribución de la tierra y gente perseguida y encarcelada solamente por luchar por un pedazo de terreno?, preguntó Tellez en forma de lamento.

Galería de imágenes: http://www.flickr.com/photos/radiomundoreal

Este artículo está disponible en