Soberanía alimentaría y comercio

A ambos lados del Pacífico, campesinos, familias campesinas y trabajadores rurales rechazan la extensión de las políticas neoliberales

Comunicado de prensa conjunto contra el TPP

Nosotros, miembros de La Vía Campesina en ambos lados del Pacífico, expresamos conjuntamente nuestra oposición al TPP. La llamada colaboración es una extensión de las políticas neoliberales que promueven las empresas transnacionales (TNCs) con el apoyo de gobiernos a su servicio. 

Las políticas neoliberales y los acuerdos comerciales ya han causado daños nefastos a los campesinos, a las familias campesinas y a los trabajadores rurales, que están cada vez más a la merced de las multinacionales.

Las empresas tienen un mayor control sobre los mercados globales y esto supone una gran amenaza para la subsistencia de los campesinos, las familias campesinas y los trabajadores rurales, así como para el bienestar de las comunidades indígenas y la salud de los consumidores.

Su poder es una ofensa a la soberanía alimentaria y la justicia social. Supone también una amenaza para la integridad ecológica. Como han demostrado más de veinte años de experiencia con los acuerdos comerciales neoliberales, el crecimiento en las exportaciones solo sirve para que aumenten los beneficios de las multinacionales. De hecho, los campesinos y los ganaderos no obtienen mayores ingresos.

Además, el TPP no es solo un acuerdo sobre comercio. Las disposiciones invaden la soberanía nacional de los países implicados, sometiendo a los ciudadanos a las reglas que imponen las multinacionales. Lo que causara un deterioro en las condiciones de vida de la gran mayoría; sobre todo para las familias campesinas, los trabajadores y los propietarios de pequeños negocios.

Reforzando los derechos de autor de las empresas farmacéuticas, el acuerdo privara a los pobres de los medicamentos con receta. La disposición Arbitraje de diferencias inversor-estado (ISDS) que permite a las empresas denunciar a los gobiernos nacionales por una supuesta pérdida de beneficios llevara a la modificación o incluso la supresión de programas de salud, medioambientales y sociales.

Las disposiciones sobre competitividad, empresas del estado y adquisición del gobierno evitara que los países miembro apliquen políticas económicas adaptadas a sus situaciones particulares.

Ahora existe una mayor oposición por parte del público. El público es cada vez más consciente de la peligrosa naturaleza de las disposiciones del TPP y eso ha evitado que los negociadores lleguen a un acuerdo. Ahora es el momento de detener las negociaciones. En Japón, en Corea, en Canadá y en todo el mundo. Necesitamos acabar urgentemente con las políticas y prácticas neoliberales y construir un sistema comercial internacional alternativo basado en la soberanía alimentaria, la protección del medio ambiente y el bienestar de nuestros pueblos.

¡Globalicemos la lucha! — ¡Globalicemos la esperanza!

Asociación de mujeres campesinas de Corea (KWPA), Corea del Sur

Unión nacional de agricultores (NFU), Canadá

Unión Campesina, (UP), Quebec, Canadá

Liga campesina de Corea (KPL), Corea del Sur

Movimiento de familias campesinas de Japón (NOUMINREN), Japón

 

 

Información adicional