Mujeres

La importancia de la lucha y organización en Paraguay

De acuerdo con Dirección de Estadísticas y Censos, el 1% de los propietarios reúne el 77% del área productiva y el 40% de los agricultores poseen apenas el 1% de las tierras. Las estadísticas adjudican a 351 propietarios 9,7 millones de hectáreas. Se estima en unos 300.000 las campesinas y campesinos sin tierra propia para una población de 6.500.000 habitantes.En América Latina,  Paraguay es el país con mayor población rural con el 43% del total, y es hoy el país que tiene la mayor desigualdad en la distribución de ingresos y el que tiene la más alta concentración de la tierra en el continente.

En  ese contexto,  nace la  Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas, Conamuri, miembro de la CLOC- Vía Campesina Paraguay,  que es un referente por su lucha y posicionamiento ante el sistema capitalista e imperialista, su método de lucha es la formación política, con denuncias, movilizaciones, alianzas con otras organizaciones, propuestas de leyes, participación en los espacios de formación y acción nacional e internacional. Hicimos una entrevista a Julia Franco, miembro de la comisión política de esta organización para conocer más sobre el trabajo de lucha y resistencia que realizan.

 1. ¿En qué se basa la lucha de Conamuri? ¿Cuál es la situación del movimiento campesino en Paraguay?

La Conamuri (Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas) es una organización de clase, género y etnia que lucha por los derechos de las mujeres trabajadoras, en contra de la explotación, la discriminación y la violencia hacia las mujeres, contra los agrotóxicos y las semillas transgénicas. Su lucha es a nivel nacional e internacional y en solidaridad con toda la clase trabajadora del mundo.

Luchamos por el rescate de las semillas criollas y nativas, por la construcción de nuevas relaciones entre mujeres y hombres, por la transformación social.

La Conamuri es una organización referente en Paraguay por su lucha y posicionamiento ante el sistema capitalista e imperialista, su método de lucha es la formación política, con denuncias, movilizaciones, alianzas con otras organizaciones, propuestas de leyes, participación en los espacios de formación y acción nacional e internacional.

A partir del golpe parlamentario de 2012 empeoró la situación del campesinado porque desde entonces las multinacionales del agronegocio tienen vía libre para sus variedades de semillas transgénicas de soja, arroz, maíz, trigo y otros. Esto deriva en una mayor migración hacia las ciudades más grandes de Paraguay, pero también a otros países como Argentina, España o Brasil. Existen comunidades enteras desaparecidas, mayor criminalización de las luchas sociales, leyes que el Poder Ejecutivo está aplicando con toda la aprobación de los parlamentarios, como: la ley privatista de alianza público-privada ( APP), las modificaciones a la ley de defensa y seguridad nacional, a través del cual se le faculta al presidente declarar zonas de militarización casi con exclusividad, por lo que actualmente, tenemos tres departamentos bajo custodio militar, dos de ellos, San Pedro y Concepción, con fuerte presencia de movimientos campesinos que se resisten al ingreso de los monocultivos, así también se suavizó la legislación ambiental para dar vía libre a la deforestación y la fumigación masiva con agrotóxicos. El Ministro de Agricultura está obrando abiertamente a favor de los intereses de grandes sojeros ante cualquier denuncia de los campesinos por el uso y abuso de los agrotóxicos.

2. ¿Por qué cree que es importante resaltar el 17 de abril, día de la lucha campesina? ¿Cuál es la situación del movimiento campesino paraguayo a casi dos años de la masacre de Curuguaty y del golpe parlamentario?

Como es sabido, el 17 de abril de 1996 ocurrió una masacre de campesinos en Dorados dos Carajás, Brasil. Esta situación también se va dando en toda América Latina y acá en Paraguay hay tantos asesinatos de dirigentes campesinos que terminan en la nada, con impunidad, sin investigación seria. Las dirigentas y dirigentes sociales luchamos en contra de este modelo perverso y criminal que criminaliza las luchas sociales, por eso es un día de lucha, de denuncias, de movilizaciones. En homenaje a las víctimas del Dorado dos Carajás, la Vía Campesina propuso que se conmemorara el día internacional de la lucha campesina, y eso hoy día se reconoce en todo el mundo.

A casi dos años de la masacre de Curuguaty, está empeorando la situación en el campo, el avance de la soja transgénica es impresionante. Con una población que apenas sobrepasa las 7 millones de personas, el Paraguay produce 1.285 kilos de soja por habitante, equivalente a 5 litros de veneno por ciudadano o ciudadana. Actualmente el Paraguay es el cuarto exportador mundial de soja, y exporta alrededor de 12 millones de toneladas de granos para el mundo, con lo que se puede alimentar a 50 millones de personas, pero existen 2 millones 200 mil paraguayos y paraguayas pasando hambre. Se calcula en 5 millones actualmente las hectáreas cultivadas solo con soja transgénica, que necesita como 20 millones de litros de agrotóxicos para desarrollarse, contaminando el suelo. Ahora también están avanzando hacia la región occidental, el Chaco, que de por sí es un clima muy seco. La Monsanto hizo un acuerdo con el Ejecutivo de adecuar la semilla transgénica a ese clima y se están depredando las selvas vírgenes de dicho lugar sin ningún tipo de respeto a las poblaciones indígenas que allí viven, a la flora, la fauna. Por todas estas injusticias se está organizando una gran movilización de los movimientos sociales del campo y la ciudad para este 26 de marzo de 2014 en todos los departamentos del país y en la capital también.  

3. ¿Cuál es la situación de los presos de Curuguaty y cuál ha sido la respuesta del Estado paraguayo frente a su caso?

Son 5 los presos en prisión por el caso de la masacre de Curuguaty que están en una preocupante situación, ya que los jueces han aprobado el juicio oral con fecha de realización en junio de este año, por lo que, en desacuerdo, estos cinco compañeros ahora están con más de 20 días de huelga de hambre, reivindican sus libertades y la recuperación de las tierras de Marina Kue que son propiedad del Estado paraguayo, por lo que exigen que sean entregadas a los campesinos.

El Estado paraguayo ha militarizado el norte del país, actuando además bajo la ley antiterrorista y. No ha hecho nada a favor de las víctimas y familiares de víctimas. Cada vez se va complicando más la situación de los presos y hasta sus familiares están siendo imputados por una acción que han hecho en esas tierras hace unas semanas. Los familiares están afectados por una extrema pobreza y el Estado ni siquiera los indemnizó, lo que sí ocurrió con los familiares de los policías fallecidos en la matanza.

El Poder Judicial es un nido de corrupción y protege los grandes intereses políticos y económicos de la clase dominante, por lo que buscan justificarse, condenando a indefensos campesinos sin tierra que no pueden acceder a la justicia porque ésta es cara y exclusiva. Con el caso Curuguaty, se violentaron varios de los principios procesales de la ley penal, se violentó la Constitución y hasta lo más básico del sentido común, pero la impunidad está a la orden del día.

4. ¿Cuál es su mensaje para la comunidad internacional en relación a los presos políticos de Curuguaty y a la situación del campesinado paraguayo en general?

Desde Conamuri acompañamos muy de cerca a las víctimas y familiares de víctimas de la masacre de Curuguaty, a través de la Articulación por Curuguaty, que nuclea a organizaciones sociales, movimientos campesinos e individualidades, intelectuales orgánicos que se solidarizan con la causa de Marina Kue.

Muy a pesar de la impotencia que sentimos los del sector popular en Paraguay, estamos movilizados, denunciando todo tipo de injusticias, y sabemos que contamos con la solidaridad de todos los pueblos del mundo y con esa fuerza que nos alienta, no permitiremos que nuestros hermanos y compañeros campesinos se encuentren solos, dejando en la impunidad a los verdaderos culpables de la Masacre de Curuguaty.

Es muy importante tomar conciencia de que en todos los países se violan los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, por lo que esta lucha nos debe involucrar a todos y todas, en el camino, marchando, iremos desenmascarando a los traidores y explotadores.

 

¡El pueblo unido jamás será vencido!

Información adicional