Derechos humanos

La Cloc-LVC repudia los asesinatos, la persecución, detención de militantes de organizaciones campesinas y de derechos humanos en Honduras

(Buenos Aires, 18 de 2016) Desde el movimiento continental del que somos parte más de 90 organizaciones campesinas, indígenas, de trabajadoras y trabajadores y afrodescendientes nos sumamos a los enérgicos repudios contra el repunte de la violencia que viene padeciendo Honduras en las últimas semanas, con la muerte del Lenca Nelson Noé Garcia de COPINH, el atentado contra la vida de Christian Alegría de CLOC- La Via campesina, la detención de José Ángel Flores del MUCA y de Orbelina Flores Hernandez, del Observatorio Permanente de Derechos Humanos del Aguan, las 150 familias desalojadas violentamente en Río Chiquito, solo por mencionar algunos casos.

Esta escalada de violencia forma parte de una estrategia de intimidación del actual gobierno, el que viene siendo cuestionado por su corrupción y violación a los derechos humanos, por lo que hacemos responsable al estado hondureño que maneja a su antojo sicarios que arremeten contra la vida de hombres y mujeres que luchan por la soberanía de sus pueblos 

Las 13 masacres que se han dado en este año y el asesinato de Berta Cáceres han conmovido al mundo ante la total indiferencia que presenta la administración de Juan Orlando Hernández, el que parece ser que a través de su campaña de desinformación quiere aparentar que en Honduras no pasa nada, a pesar de la convulsión social.

A la fecha, más de 150 campesinos han fallecido producto de la represión emprendida por los terratenientes; además, se han descubierto cementerios clandestinos, conteniendo restos de labriegos desaparecidos por paramilitares que operan en la región.

Denunciamos el uso de la violencia, la intransigencia para el diálogo y la constante práctica del abuso del poder para justificar el despojo de las comunidades indígenas que viven, cuidan y sostienen las luchas por otra forma de coexistir con los bienes comunes de la naturaleza.

Exigimos el cese de los desalojos de familias campesinas, la libertad de los detenidos, un alto a la criminalización de la lucha y la represión permanente que enfrenta el movimiento social hondureño.

¡Ni un muerto más por el derecho a la tierra!

¡Basta de criminalización de la protesta social!

¡Contra el capitalismo y por la soberanía de los pueblos, América Unida sigue en Lucha!

Información adicional